CUMBRES DE CARTAGENA: SENDERISMO
Información sobre las principales montañas del termino municipal de Cartagena, rutas de senderismo y montaña, fotografias, actualidad de las actividadades de los principales grupos excursionistas, ...

Textos e imágenes son propiedad de Cumbres de Cartagen@. Se permite la difusión de los mismos si se enlaza expresamente el contenido de este blog.

El Calar del Mundo desde Cotillas


La presente ruta discurre por El Parque Natural de Los Calares del Mundo y de la Sima, que se encuentra entre las sierras de Alcaraz y Segura, en el suroeste de la provincia de Albacete, y comparte territorio con los municipios de Cotillas, Molinicos, Riópar, Vianos, Villaverde de Guadalimar y Yeste.

Bajo el nombre de Los Calares del Mundo y de la Sima se concentra un territorio de marcados contrastes, donde destacan las mesetas karsticas que forman los calares, entre los que discurren los valles de los ríos Tus, Mundo y de la Vega.

La singularidad de este espacio natural se debe a que corresponde a una zona de transición entre dos grandes áreas florísticas cuyas diferencias las determinan el suelo y el clima. Esta situación permite que convivan en el Parque características típicas de zonas interiores, con características atribuibles a un territorio mediterráneo. Ejemplo de esto es la presencia del un bosque de Robles Melojos en el Calar del Mundo y que es uno de los principales atractivos para realizar esta ruta.

De igual modo, la variedad de ambientes presentes en la zona: ríos y arroyos, cumbres, bosques, cultivos, etc., ha producido un entorno único de elevada riqueza y biodiversidad, uno de los principales valores del Parque, destacando la flora de una manera especial con más de 1.300 especies catalogadas sobresaliendo 35 por encontrarse únicamente en este espacio o por estar amenazadas.

El agua es también un elemento muy importante en la zona, en la que confluyen el río Guadalimar, el río Mundo, el río Segura y el río Tus y que además es el origen del gran protagonista de estos espacios, el paisaje kárstico. La naturaleza de sus rocas carbonatadas ha condicionado la evolución del territorio conformando un paisaje de extraordinarias formas y belleza.

Otro aspecto que complementa tu visita al parque son los distintos aprovechamientos que la población ha realizado de los recursos naturales de una forma adecuada para la conservación del espacio natural, existiendo cultivos adaptados, ganaderías de reses bravas y de ovejas y cabras, caza que mantiene a raya a  los jabalís ante la ausencia de depredadores naturales o la pesca fluvial.


a) El paisaje karstico

Las rocas carbonatadas reaccionan con el agua de lluvia cargada de CO2 formando bicarbonatos muy solubles que discurren y se infiltran por las fisuras del terreno. La erosión origina formas singulares que conforman un espectacular paisaje denominado kárstico. Los procesos kársticos se producen tanto a nivel superficial cómo subterráneo, por disolución o derrumbe, y modelan el paisaje creando morfologías de extraordinaria belleza y singularidad. Las formas más características y fácilmente reconocibles de las creadas en superficie son las dolinas (llamadas popularmente torcas), depresiones de forma circular y cónicas en profundidad, similares a un embudo.



El campo de dolinas del Calar del Mundo forma un conjunto de 960 dolinas, esto supone una densidad de más 70 depresiones por kilómetro cuadrado, una de las densidades más altas de la península. También en los calares se pueden apreciar los lapiaces, fisuras longitudinales de distinta longitud y profundidad. Otras formaciones son los poljés, amplias depresiones de fondo plano que en el Parque tienen dos impresionantes ejemplos en la Cañada de los Mojones y en la Fuente del Espino, o los circos, como el que constituye la cabecera del río Mundo, formado por paredes verticales que cierran en un gran semicírculo el valle. O los cañones, como el cañón del río Tus, único ejemplo de este tipo de modelado en toda la zona. 

El propio nombre del Parque, Calares del Mundo y de la Sima, hace referencia a la permeabilidad del terreno, visible en las plataformas que culminan los relieves a partir de los 1.300 m. Es esa permeabilidad, junto con la labor erosiva del agua, la que origina también procesos kársticos subterráneos: simas, cuevas y cavidades de diferentes tamaños que conforman importantes redes hídricas en el subsuelo. El ejemplo más importante es la Cueva de los Chorros, un complejo con más de 85 cavidades exploradas. Está considerada la más importante del sur peninsular y la octava más extensa de la península, con más de 50 Km. de galerías exploradas actualmente. a cueva se abre en un gran paredón vertical que cierra en semicírculo el valle. Es aquí donde nace el río Mundo, formando una espectacular caída de más de 80 m. y pequeñas pozas de agua llamadas calderetas.


b) Flora

La vegetación es uno de los máximos valores de la zona, entre las más ricas de Europa por lo que respecta a su flora, y una de las características que motivó la declaración del Parque Natural y de las microrreservas circundantes. En el Parque se da un elevado grado de endemicidad y hay numerosas especies incluidas en el Catálogo Regional de 
Especies Amenazadas.



La zona es mayoritariamente boscosa predominando los pinares, que en ocasiones se encuentran mezclados con encinas y quejigos. 

En las zonas elevadas, el pino laricio forma algunos pinares de gran valor ecológico y paisajístico, bien representados en la Cañada de los Mojones. En las laderas altas y medias predominan el pino resinero, acompañado del pino laricio, y en las zonas bajas aparece el pino carrasco.

Aunque su aparición es esporádica, persisten algunos rebollares, formados por el roble melojo, que da nombre a la Torca de los Melojos.

Los matorrales almohadillados de alta montaña los encontramos en las zonas de cumbre de los Calares, los espinares junto a carrascales y quejigares de la zona, y los matorrales formados por madroños y brezos en el Valle de Tus.

Además existe una serie de microhábitats que presentan una elevada diversidad florística, como la vegetación asociada a los ríos y arroyos donde fresnedas y alamedas están acompañadas de avellanos, o las praderas con numerosas especies de orquídeas, o los árboles típicos de bosques eurosiberianos con presencia de tejos y olmos.


c) Fauna

La gran cantidad de hábitats del Parque Natural y sus zonas periféricas, su calidad ambiental y el elevado grado de madurez de sus comunidades vegetales, permiten la existencia de una fauna rica y diversa.
La fauna vertebrada está representada por al menos 174 especies, muchas de las cuales están adscritas a algún convenio internacional para su protección. Casi 40 especies de mamíferos conviven en el Parque, algunas tan importantes como la nutria, que supone un indicador de calidad de los cursos fluviales de la zona.
También habitan la zona el gato montés, la jineta o la garduña, aunque es más fácil avistar ciervos, cabras montesas y ardillas.



Las aves son el grupo de vertebrados con mayor número de especies en el Parque, llegando hasta 109, si incluimos las migratorias. Entre las diversas rapaces nidificantes, merece especial mención el águila perdicera.
Pese a la temporalidad de la mayoría de los arroyos de la zona, hay 4 especies autóctonas de peces: la colmilleja, el cacho, el barbo gitano, y la trucha común.
La fauna invertebrada también presenta un elevado número de especies incluidas en el Catálogo Regional de Especies Amenazadas, como la mariposa isabelina o el saltamontes Saga pedo, incluido en convenios de protección internacionales.


Ficha del Parque Natural.

  • Figuras de protección: Parque Natural de los Calares del Mundo y de la Sima.
  • Superficie: 19.192 hectáreas
  • Fecha de declaración: Mayo 2005
  • LIC y ZEPA Sierras de Alcaraz y Segura y cañones del Segura y del Mundo. 
  • Refugio de Pesca Chorros del río Mundo

Después de la descripción e información transcrita de la Guía del Parque editada por la Junta de Comunidades de Castilla – La Mancha, vamos a ver cuales son los aspectos más interesantes de esta ruta en concreto:

1.- La Torca de los Melojos.

Es el principal motivo de realizar esta ruta, un singular bosque de robles melojos, distintos de los más comunes quejigos, por darse las condiciones de humedad, frío y sobre todo del suelo para su desarrollo, propio de latitudes superiores.



Esta ruta ha sido destacada como una de las mejores por la Sierra del Segura en el libro de Angel Ñacle  “Las mejores excursiones por Las Sierras de Alcaraz y Segura", además la prestigiosa revista montañera Desnivel la ha incluido entre una de las mejores rutas otoñales que podemos hacer en España. En el siguiente ENLACE podrás acceder a la información que dicha revista ofrece.

En la zona de la Dehesa de la Cañada de los Mojones y Tornajos de Cotillas se encuentra, como surgido de un cuento de hadas, un bosque de pelicula. Me estoy refiriendo a la Torca de los Melojos,  a esta altura del otoño ya habia caida la mayor parte de sus hojas, aún así vestidos con sus prendas de mohos y sus colores rojizos conforman un espectáculo natural totalmente inesperado en esta zona y cambiante según la estación.

Este roble, sin yo se capaz de distinguirlo del más habitual aunque también escaso quejigo, tiene un porte, una  frondosidad y un aire majestuoso que son inalcanzables para casi cualquier otra especie ibérica, aportando esa magia tan especial al lugar donde se localizan. Como curiosidad su nombre científico es Quercus pyrenaica, poco apropiado, ya que falta casi por completo en los Pirineos. Se debe a que se lo puso el botánico alemán Carl Ludwig von Willdenow basándose en unas muestras secas de herbario que le llegaron con una etiqueta que le atribuía esa procedencia.

¿Pero como un árbol que necesita gran cantidad de materia orgánica y mucha humedad ha sido capaz de adaptarse en esta zona? La respuesta es que existen pequeñas zonas  en la Sierra de Segura donde se dan estas condiciones, como esta torca,  zonas del río Tus y del río Madera, donde un suelo profundo y rico en materia orgánica coincide con afloramientos de arenas silíceas, cosa que pudimos comprobar al caminar fuera del sendero, pareciendo una playa a más de 1000 m de altura.

2.- Pico Calar del Mundo

La extensísima meseta karsitica que forma el calar del Mundo ha sido vista por algunos poetas de la montaña como un barco con tres palos que son sus cumbres: Argel (1698 m): Trinquete, Cerro Viboreros (1654 m): Mayor y Calar del Mundo (1631 m.): Mesana, el que visitamos en esta ruta en la parte suroeste del mismo, y espléndido mirador tanto del propio calar como del vecino e imponente Calar de la Sima, con su cima el Mentiras, presidiéndolo, o del encajonado desfiladero del río Tús. 



El calar es una autentica esponja que a través de sus fuentes va aportando caudal a ríos y arroyos, fundamentalmente a la cuenca del río Segura a través de su principal afluente que nace en el mismo, el río Mundo o limpio y del río Tus por el sur. Por tanto se integra dentro de lo que viene siendo denominado en sentido amplio la Sierra del Segura. Sin embargo la parte noroeste, zona del pueblo de Cotillas, cambia de cuenca para sus arroyos aportar cauces al río Guadalimar, afluente del río Guadalquivir, y que se juntan en la población jienense de Mengibar.

3.- Embalse de Arroyofrio.

Este arroyo del río Guadalimar tiene su nacimiento bajo los Calarejos de Siles, en donde se ha construido una presa que ha dado lugar a idílico lago artificial rodeado de árboles caducifolios y de fondo un espeso bosque de pinos, junto a la cascada que se produce al saltar el agua la presa. Todo ello se completa con el equipamiento que han instalado para el turista en forma de mesas para el picnic. Un lugar imprescindible para el fotógrafo de naturaleza al que se puede acceder fácilmente ya que llega la carretera asfaltada hasta el mismo.



4.- Laguna de Bonache o Siles.

Justo encima del embalse pero a 300 metros más de altitud se encuentra esta laguna natural que preside un valle de montaña de intenso color verde que se encuentra rodeado por pequeñas elevaciones. Un lugar fascinante por lo difícil que resulta de ver en nuestras montañas próximas lagunas de este tipo y que sin duda deben de ser un buen lugar para la observación de animales por las innumerables huellas que a su alrededor habia de mamíferos. 



5.- El Pueblo de Cotillas.

Probablemente fue el lugar donde nació la vieja del visillo, aunque esto no ha sido confirmado por José Mota. Lo que si es conocido es que el topónimo Cotillas deriva del latín “Cotellas” (piedrecillas), diminutivo plural del latín “Coten” (piedra de amolar, piedra dura)



Cotillas fue población de Alcaraz, pasando más tarde a ser una de las villas del Señorío de las Cinco Villas de los Manrique Lara, condes de Paredes de Nava, junto a Villapalacios, Bienservida, Riópar y Villaverde de Guadalimar.
Cotillas conserva las ruinas de un castillo, llamado de la Yedra, y una iglesia rústica probablemente del siglo XVI. A unos 3 km. se sitúa "La Majada del Soto", en plena naturaleza, donde mana el agua y existe una zona de recreo con barbacoas, baños y lavadero.




DESCRIPCIÓN DE LA RUTA

La ruta se inicia en la población albaceteña de Cotillas, limítrofe con la comunidad andaluza y con el imperial Parque Natural de Cazorla, Segura y las Villas. ENLACE al inicio.

Por la salida del pueblo en dirección al Calar cogemos el camino del cementerio y al llegar a este seguimos por la izquierda, de forma paralela pero evitando caminar por asfalto. Si vas con tiempo suficiente puedes visitar el paraje con fuente de la Majada de Soto al que te llevará este camino. Nosotros lo abandonamos subiendo a la carretera justo en un cruce donde un camino sigue subiendo y donde podrás ver  un cartel que te indica “Calar del Mundo”. 

Al llegar al Arroyo de los Lavajos el camino se convierte en un sendero poco señalizado pero visible que a media altura va ganando altura hasta llegar a los primeros roquedos que rodeando los mismos nos hacen salir del bosque y comenzar la zona más típica de calar formada por cantos y piedras. En este punto el sendero sigue en dirección sur por la ladera de la montaña, pero nosotros giramos al este para comenzar un dura ascenso sin sendero visible que culmina en la Peña de la Lastra (1443 m), la primera de las cumbres del día y excelente mirador de la Torca de los Melojos en su conjunto. 



Efectivamente hemos llegado al bosque de robles que se encuentra a nuestros pies. Después de las fotos de rigor y recobrar el aliento bajamos a visitar este singular espacio botánico para poder ver de cerca árboles tan poco comunes por nuestros montes. 

Remontamos esta torca admirando los árboles, los cuales vestidos con líquenes verdes y conservando aún parte de sus hojas que han cambiado a un color rojizo antes de terminar de caer. En la parte alta los robles comienzan a escasear y es la roca la que toma su lugar con algún majuelo en las dolinas o Laricios retando a los elementos atmosféricos.

Siguiendo unos postes que supongo han instalado para la carrera Lurver que por estos espacios se celebra y que nos hace más fácil la orientación llegamos al Pico Calar del Mundo. Nos recreamos en las infinitas vistas a 360º del geodésico y tras recobrar fuerzas con un tentempié comenzamos el descenso bajando a una dolían donde escuálido caballo reposa antes de seguir su trabajo con el pastor que a unos metros cuida del un gran rebaño de ovejas segureñas. 

No existe señalización alguna y tu intuición será el único medio para seguir la ruta, aunque no tiene mucha perdida y consiste en bajar en dirección noroeste hasta llegar al cauce de un arroyo donde aparecen unas leves marcas de un GR que seguimos aunque desaparecen rápidamente. El sendero va por el cauce de un arroyo hasta que este se encañona y tenemos que seguir por su margen hasta que finalmente se convierte en pista abriéndose a un inmenso valle donde se encuentra la laguna de Bonache.

Aprovechamos el idílico lugar para comer y recobrar fuerzas. Seguimos la pista girando a escasos metros para coger otra que va en dirección norte, no obstante para no caminar por esta mucho tiempo cogemos un atajo hasta llegar a un cruce con cuatro opciones posibles. La lógica era seguir hacia el este, pero al no coincidir exactamente con el track que llevaba tarde en asegurarme, pero las previas son para esto. Este sendero esta señalizado con puntos azules y en un pronunciado descenso nos deja en el Embalse de Arroyofrio, donde nos quedamos embelesados por su belleza natural, a pesar de su origen artificial.



Y aunque supongo que ya esperaban un placido regreso al pueblo por pista forestal, se puede hacer, pero no es lo que más me gusta, por lo que tenia pensado llegar a Cotillas desde el embalse de Arroyofrio por viejas sendas. En un punto determinado de la pista donde habían dos cazadores se inicia un sendero que baja hasta el arroyo de los Colladillos. Se encuentra muy cerrado por la vegetación, con alguna que otra zarza que te atrapa y te pincha, pero sin duda alguna mucho más bonito que la pista, ya que atravesaras un espeso, cerrado y húmedo bosque.

En el paraje del Cortijo de Peñarrubia, el sendero sale a una pista, pensando que habían agrandado el sendero la seguimos hasta llegar a las ruinas del mismo. En este punto miro el mapa y ¡diantre!, nos hemos salido del sendero. Como estamos a escasos metros intento regresar directamente atajando por el bosque, pero estas montañas no son las neutras y tropiezo con un bosque cerradísimo tanto de árboles como de matorral que impiden pasar y el único sendero que hay te lleva a una zona lacustre donde mejor ni intentar atravesarla. Subimos de nuevo al Cortijo, regresamos por la pista y cogemos de nuevo el sendero que ya mucho más abierto nos deja en un camino que paralelamente al arroyo nos lleva hasta las primeras casas rurales del pueblo. Pero este se encuentra a cincuenta metros arriba, según los mapas hay un sendero que desde el pueblo baja al arroyo del Salobre, el cual cogemos pero desgraciadamente se encuentra cerrado por matorral espinoso por lo que no nos queda mas remedio que subir campo a través atravesando las terrazas de los olivares. 

Un final en el bar del pueblo celebrando la ruta y confraternizado con los cotillanos. Advertencia: cuando llegamos al pueblo por la mañana prácticamente no habia aparcamiento dada la gran presencia de todo terrenos de cazadores, por tanto precaución por los bosques próximos al pueblo, que es donde desarrollaban su cacerías de jabalís.

Antonio, Loli, Nando, Piedad, Jose Maria, Jose, Luis, Nicolas
                                            Nos vemos en el monte, y ¡tengan cuidado ahí fuera!

Fecha: 14/11/2015
Organizada por: 
Web - Facebook
Guia: Antonio S.
Imagenes propias

PRESENTACIÓN DE MIS IMAGENES


DATOS DEL GPS


Hora Inicio: 11/14/2015 09:55
Hora Fin: 11/14/2015 17:47
Distancia recorrida: 22,3km (07:51)
Tiempo en movimiento: 04:21
Velocidad media: 2,8km/h
Vel. en Mov.: 5,1km/h
Velocidad Máxima: 8km/h
Altura Mínima: 722m
Altura Máxima: 1572m
Velocidad Ascenso: 270,6m/h
Velocidad Descenso: -393,5m/h
Ganancia Altitud: 1187m
Pérdida Altitud: -1188m
Tiempo Ascenso: 04:23
Tiempo Descenso: 03:01