CUMBRES DE CARTAGENA: SENDERISMO
Información sobre las principales montañas del termino municipal de Cartagena, rutas de senderismo y montaña, fotografias, actualidad de las actividadades de los principales grupos excursionistas, ...

Textos e imágenes son propiedad de Cumbres de Cartagen@. Se permite la difusión de los mismos si se enlaza expresamente el contenido de este blog.

Arco de la Picadera



Las montañas siempre guardan pequeños tesoros ocultos entre los pliegues de sus curvas de nivel, unos con accesos complicados y por tanto solo accesibles a los escaladores o montañeros y otros más fáciles al alcance de los senderistas. Estos pueden ser árboles singulares que nacen en simas o parajes ocultos, agujas de formas góticas, cuevas u oquedades donde nuestros antepasados prehistóricos vivieron, cascadas, cimas, paredes ....

El motivo principal de realizar esta ruta es conocer uno de esos pequeños hitos rocosos consistente en un peculiar Arco de piedra. No tiene nombre oficial en los mapas y no tengo conocimiento que popularmente tenga denominación por lo que dado que se encuentra en la antecima de la Picadera he venido en llamarlo el Arco de la Picadera, no obstante todo este vasto territorio tiene la denominación de “Coto del Cabo” y dado su posición orientada hacia Cabo Tiñoso tampoco estaría mal la denominación del Arco del Cabo. 

Este arco es muy conocido por todos los visitantes asiduos del entorno ya que es muy visible desde el GR92 a su paso por el antiguo camino militar que desde el Campillo de Adentro llega hasta la Batería de Castillitos por la costa. Igualmente en las paginas de fotografía se pueden hallar autenticas obras de arte donde este peculiar elemento natural sirve de marco o encuadre a Cabo Tiñoso. No obstante su visión desde la carretera es prácticamente imposible dada su posición por lo que queda oculto para la mayoría de los visitantes ocasionales del entorno. Y si verlo es fácil desde el sendero o desde la Rambla de los Siete Cucones llegar a cruzarlo es tarea mas complicada y expuesta ya que no hay sendero y solo trazas de animales te llevan al mismo, por lo tanto mucha precaución si quieres verlo desde cerca ya que es un terreno con una gran pendiente.



Su formación ha sido obra de la erosión y así se pueden ver en la ladera las rocas que lo formaban y cuyo derrumbe ha formado este curioso arco de grandes proporciones. Desgraciadamente su estado de conservación es muy malo ya que se encuentra muy agrietado por lo que su caída solo es cuestión de tiempo y puede ocurrir en cualquier momento. 

Como hace poco tiempo que tuvimos la fortuna de visitar otro arco en Sierra Espuña, el Sigismundi,  las comparaciones fueron inevitable durante el camino. Este es mucho más grande y su acceso es mucho más asequible, contando con un entorno igualmente espectacular, en este caso cambiamos un mar azul por un mar verde de árboles. La presencia de la aguja en el arco del sisgismundi le da una fotogenia distinta y el Canalón del Diablo complementa la ruta. El Arco de la Picadera parece contar también con estos elementos pero no juntos sino distanciados. La aguja la puedes encontrar subiendo a la cima y mirando al sureste oculta en parte por la ladera, en cuanto al canalón también tenemos un sucedáneo. Una vez pasado el arco y dispuestos a bajar a la rambla para continuar la ruta miramos hacia arriba y vemos una sima pegada a una canal por lo que el acceso parecía asequible. Nos dirigimos hacia la misma teniendo que realizar alguna que otra trepada de segundo grado, es decir teniendo que ayudarnos de las manos para poder superar peñascos rocosos, para encontrarnos una oquedad más alta que ancha y con un agujero en su techo. Visitada la misma continuamos la ascensión para llegar a la meseta cimera de esta montaña sin nombre que guarda estos recovecos fruto de la descomposición de los materiales. 

El Cantalar es otro de los hitos por los que pasa esta ruta. Por definición es un lugar donde hay mucha piedra grande y suelta, derivada de canto (piedra) o cantal (piedra grande, peñasco en las laderas de un monte) y que se cumple a la perfección ya que en un pequeño espacio se produce un amasijo de grandes bloques de piedras deformes que ocupan la ladera de la montaña hasta llegar al mar. Su origen se encuentra en la presencia de dos fallas que atraviesan este espacio y cuyas fuerzas internas en el pasado destruyeron la corteza terrestre más superficial. Se conforma de este modo un laberíntico espacio donde la pareidolia nos hará ver efigies egipcias, reyes de ajedrez, y mil caras en las rocas. 



Lugar donde los escaladores hacen sus practicas y los senderistas tenemos habilitado un acceso a través del sendero de Gran Recorrido GR 92 que aunque haya que utilizar las manos para asegurarnos en algún punto es de fácil travesía e imprescindible para los que quieran conocer los rincones más singulares de nuestras montañas. Y si quieres completar tu visita al Cantalar cuenta con una coqueta y pequeña cala de aguas transparentes donde el buceo y el baño son especiales.

El ultimo atractivo de la ruta, esta especialmente indicado para los meses estivales, se trata de la Cala del Bolete Grande. A pesar de estar muy frecuentado dada su cercanía y accesibilidad desde el Campillo de Adentro, tampoco espere una gran masificación y al ser un espacio grande podrás disfrutar de sus limpias aguas, salvo que algún barco le de por hacer limpieza ese día.

Cuenta además con el atractivo de una isla que por su aspecto negruzco debe de tener un origen volcánico y a la que se accede nadando y de una canal que le da singularidad junto con el bolete que le da nombre, por la que las olas se encañonan y con oleaje produce impactantes imágenes marítimas.



DESCRIPCIÓN DE LA RUTA

La ruta se inicia en la Asociación de Vecinos del Campillo de Adentro. ENLACE al inicio. 

Por la carretera RM-E23 que se dirige a Castillitos avanzamos un centenar de metros, cruzando el puente de la Rambla de la Azohia y enseguida vemos un evidente camino a la derecha que cogemos.  Esta pista era el acceso a la zona del Coto del Cabo antes de que se instalaran los cañones vikers y se tuviera que construir la actual carretera.

El camino nos devuelve a la carretera tras andar un kilómetro. En este punto tienes la opción fácil de seguir por el asfalto medio kilómetro o como hicimos nosotros seguir unas trazas y continuar campo  a través con la finalidad de evitar el peligro de los vehículos.  Cerca de la cota 269 se cruza la carretera con el sendero, este es lugar donde se suelen dejar coches para hacer excursiones por la facilidad de aparcamientos. Aquí abandonamos el sendero para monte a través subir hasta la antecima de la Picadera de 369 m. Desde la misma aun no se divisa el Arco por lo que debemos continuar por la cuerda unos metros hasta bajar a una roca desde donde se tiene una magnifica visión del arco.  Te recomiendo no bajar hasta el mismo salvo que te desenvuelvas bien fuera de sendero ya que aunque parezca que hay sendero solo son trazas de animales, existiendo fuerte pendiente y terreno bastante suelto, teniendo incluso que ayudarte de las manos en el tramo final.

Como íbamos de exploración del terreno decidimos cruzar bajo el arco triunfal e intentar bajar a la Rambla de los Siete Cucones para continuar la ruta. El terreno de bajada es complicado pero accesible, no obstante en la bajada miró hacia arriba y veo una canal junto a una especie de oquedad que nos llama la atención por lo que cambiamos de rumbo y subimos hasta la misma.



Terreno solo apto para montañeros teniendo que realizar varias trepadas de grado II (necesidad de usar las manos para continuar) y con riesgo evidente de caída al vacío, a lo que hay que sumar los peligros de la vegetación espinosa que aunque no muy abundante impactaron en la cara de Pepe.

La gruta no tiene apenas fondo pero sus dimensiones en altura son colosales encontrándose una abertura en la techumbre rocosa. Salimos de la misma y con otra trepada salimos de la canal a la parte superior de la montaña desde donde nos sorprende la presencia en la parte baja de una aguja. 

En este punto continua la ruta si has decidido no bajar hasta el arco por campo a través y en descenso en busca de la pista militar que abandonamos al llegar a la carretera. Una vez que la encontramos seguimos atajando para evitar las vueltas que innecesariamente da para salvar desnivel hasta finalmente llegar a la misma y seguirla ahora ya por el señalizado GR. Bajamos las curvas y seguimos por una variante del GR que nos lleva hasta el Cantalar.

La salida no tiene perdida ya que se encuentra bien señalizada. Nos apartamos del sendero por unos metros con la finalidad de observar en todo su esplendor una aguja marina que nos había llamado la atención desde las alturas, para retomar el sendero ya en la entrada misma de la zona pétrea del Cantalar.

La roca domina el entorno aunque la presencia de agua hace que enormes palmitos e higueras parezcan nacer de la misma roca, que junto con las figuras de piedra hacen un espacio natural muy particular. A pesar de la presencia de rocas rotas los ingenieros senderistas hicieron una ardua labor de señalización y como mucho necesitaras apoyar las manos para asegurarte en algún paso más comprometido (Grado I) por la zona pero apto para la mayoría de públicos.

Continuamos el sendero hasta llegar a la Rambla del Bolete acercándonos a esta espléndida playa para reposar como lagartos al sol. Un poco fuera de tiempo por nuestra exploración del entorno del arco ponemos rumbo hacia el Campillo por el cauce de la Rambla que prácticamente recorremos entera hasta llegar al Camino que se dirige al Cuartel del Bolete. Tramo este por el cauce  asequible pero no existe sendero por lo que hay que realizar alguna que otra trepadilla para superar los pequeños saltos de la rambla. El principal inconveniente es el fuerte calor que hace en este entorno por lo que en verano mucha precaución e hidratación.

Una vez en el camino ya solo queda llega al bar de la Asociación de Vecinos para reponer líquidos. 


                                           Nos vemos en el monte, y ¡Tengan cuidado ahí fuera!


Fecha: 9/4/2016
Organizada por: 
Web - Facebook - Grupo
Powered by Wikiloc

PRESENTACIÓN DE MIS IMAGENES



DATOS DEL GPS