CUMBRES DE CARTAGENA: SENDERISMO
Información sobre las principales montañas del termino municipal de Cartagena, rutas de senderismo y montaña, fotografias, actualidad de las actividadades de los principales grupos excursionistas, ...

Textos e imágenes son propiedad de Cumbres de Cartagen@. Se permite la difusión de los mismos si se enlaza expresamente el contenido de este blog.

Tranco del Lobo



En la Sierra del Pozo, dentro del Parque Natural de Cazorla, Segura y las Villas, y abrazado por el discurrir del río Guadalentin se encuentran los Torcales del Lobo, precioso paraje serrano que nos proporciona una inmejorable vista de la Sierra de Cazorla. Por un lado el Cabañas que con sus 2026 m. es una de las máximas alturas del parque y por otro, hacia el norte, el Calar de Juana, la Nava de San Pedro y otros hitos de este inmenso espacio protegido. Tampoco debemos olvidar echar un vistazo al este donde la agreste Sierra de Castril hace de frontera encontrándose en ella la cumbre más elevada de estas sierras,  el Empanadas (2106 m)

Sin duda alguna el principal motivo para hacer esta ruta es atravesar un corto espacio de montaña, apenas 50 metros, pero de una gran intensidad, sobre todo si no tienes vencida la batalla a las alturas. Me estoy refiriendo a la repisa del Tranco del Lobo, un peligroso paso no apto para los que padezcan vértigo. Realmente no tiene ninguna dificultad técnica ya que su anchura permite pasar sin el más mínimo problema, pero sí psicológico ya que al inicio parece un locura pasar por ahí,  sobre todo si tienes miedo a las alturas o algún problema de salud relacionado con vértigos, en estos casos ni lo intentes ya que un ataque en este lugar te puede resultar fatal o comprometer a tus compañeros de ruta.

Esta repisa se complementa con un formidable arco natural, de grandes dimensiones situado al final de la misma que sirve de marco incomparable para tus fotografías.




Pero junto a este conocido atractivo natural, ideal para los más aventureros, esta ruta tiene otros alicientes: Los Trancos. Atendiendo a su denominación son escalones más altos de lo normal, que aplicados al mundo de la montaña nos indican la existencia de paredes o cortados que pueden hacernos muy difícil el acceso.



 El primero de estos Trancos es el conocido como “La Rajona”, no se si su nombre se deberá a una inmensa grieta que sobre las paredes se divisa a modo de raja. El paso a través de estos cortados es asequible haciendo uso de las manos puntualmente para superar algún escarpe rocoso, no existiendo en ningún momento sensación de caída al vacío o vértigo al ir rodeado entre rocas y vegetación. Su señalización es escasa sobre todo al inicio de la subida cuando el bosque deja paso a la roca, no obstante con intuición y la orientación del GPS hace que pronto veas los hitos pétreos que te conducirán a través de una canal hasta lo más alto del tranco.



“El Tranco del Lobo”, el más espectacular de todos, con inmensos cortados que caen a plomo centenares de metros sobre el cauce del río. Realmente nos encontramos en un Torcal, que cuando lo transitamos nos recuerda  el de Antequera a una escala menor. A modo divulgativo un Torcal es una lugar donde hay Torcas, es decir dolinas, depresiones con tendencia a ser circulares en terreno calcáreo. El proceso que originó su formación comenzó con la última regresión del Mar de Thetis. 

Suelen presentarse en las regiones constituidas por margas y  rocas que están formadas por caliza y arcilla en proporciones variadas. El proceso es el siguiente: el anhídrido carbónico de la atmósfera se combina con el agua de lluvia para formar ácido carbónico, que ataca al carbonato cálcico de las margas (que no es soluble en el agua) y lo convierte en bicarbonato cálcico, que sí es soluble en el agua, por lo que queda libre la arcilla, formando las llamadas dolinas, uvalas o valles cársticos como los poljés. 

Al principio todas las dolinas son absorbentes (pierden agua por infiltración), luego ocurre que allá donde la escorrentía transporta arcilla, esta se deposita e impermeabiliza el fondo de la dolina convirtiéndola en un estanque que se llenará después de las lluvias y se desecará lentamente por la evaporación de las aguas. Una dolina en tanto que formación kárstica que se produce por disolución de la roca o por el derrumbe del techo de una cueva, formando depresiones de contornos circulares y de diverso tamaño. Cuando estas simas poseen paredes escarpadas muy abruptas se denominan torcas y si por el contrario son más suaves y sin escarpes se llaman hoyas. Por lo general se presenta como un pozo ancho, de fondo más o menos aplanado. Si el agua las inunda puede configurar lagunas.



El “Tranco de la Maracolla”, destaca por su cumbre el Poyo de Juan Domingo (1559 m), donde existe un refugio en mal estado. Esta formado por inmensos cortados orientados hacia el oeste y con caída al cauce del río. Al encontrarse en el centro de la ruta lo recorrimos a la ida y a la vuelta y bajamos por él. Unos inmensos hitos pétreos no indica el camino de bajada a los que luego se unen unos círculos de pintura, que aunque no me gusta verlos en la montaña lo cierto es que te dan la tranquilidad de señalarte que vas por el lugar adecuado, pero mejor usen montones de piedras “señores técnicos de senderos”. Una bajada expuesta a la caídas tanto por la verticalidad como por la piedra suelta, afortunadamente la lluvia nos respeto ya que la humedad hubiera sido un tercer elemento de dificultad en esta bajada que requiere en todo caso el uso de las manos y otras partes del cuerpo en momentos puntuales para descender con plena seguridad. 

En pleno descenso no podrás dejar de admirar los altivos laricios de más de 25 metros que crecen protegidos por sus paredes o las singulares formas que la naturaleza ha escultidpo en sus piedras que parecen tener caras que te observan. 



Junto a los alicientes geológicos y paisajísticos de la ruta en esta ocasión nos acompañaron los botánicos y zoológicos pudiendo ver gran cantidad de animales como cabras, muflones, buitres, águilas, ovejas, insectos entre otros mas comunes disfrutando de la recién entrada primavera. Junto a los pinos y carrascas cientos de cebollas cubrían las mesetas de la cuerda pero aún no habían estallado en flor, aunque si pudimos ver  alguna que otra con sus vivos colores.  



Por ultimo no podemos de obviar un dato histórico el Tranco del Lobo fue el lugar donde murió el ultimo de los maquis de la guerra civil, habiendo instalado cartelería en el lugar explicando este hecho. Se trataba de Manuel Calderón, El Ramiro, natural de Ítrabo (Granada). Éste formaba parte del batallón capitaneado por el motrileño Manuel Pérez Rubiño, que se ocultaron en estas sierras procedentes de Baza (Granada). El 26 de febrero de 1952, en una emboscada de la Guardia Civil fue abatido El Ramiro (sus compañeros lograron huir) y su cadáver fue expuesto en una plaza pública antes de ser enterrado en el cementerio local. Fue tanta la presencia de Maquis en la sierra que el Ayuntamiento de Quesada ha creado rutas para recorrer los espacios por los que se ocultaron. Mas información en este ENLACE




Descripción de la ruta

Es una ruta más montañera que senderista, tanto por la subida por el Tranco de La Rajona como por la bajada por la Marcolla, así como por el tramo que recorre el Tranco del Lobo y el recorrido por la repisa, que en todo caso se podría obviar si te impresiona su recorrido.



Tramo 1. Casa Forestal Picón del Molinillo – Torcal de la Rajona. 4 km. 

Aparcamos los coches en la Casa del Molinillo, hasta aquí tenemos una pista forestal en buen estado salvo los últimos metros, por lo que siempre podrás dejar tu coche en el desvío hacia el Guazalamanco. 

Por pista cruzamos el puente de la Herradura sobre el río Guadalentin convertido en Embalse de la Bolera y avanzamos  hasta el km. 2.9. Hay unos hitos camuflados en la vegetación que te indican que debes abandonar la pista, pero debes estar atento. Por el bosque remontamos buscando marcas petreas aunque son difíciles de divisar hasta llegar junto a los cortados donde el camino ya es inequívocamente ascendente, el GPS se agradece si no conoces bien la zona. 



Tramo 2. Cuerda de la Marcolla – Repisa del Tranco del Lobo. 6 km. 

Recorremos toda la cuerda de la Marcolla, pasando por su cumbre el Poyo de Juan Domingo, el refugio y las antenas. En este punto nos salimos de la pista  y hay que buscar un sendero muy perdido entre la vegetación y el profundo bosque por lo que el GPS se hace necesario para ascender al Torcal del Lobo. En todo caso la dirección es siempre norte pero esquivando las torcas que conforme ascendemos se hacen más numerosas.  Una vez alcanzados los cortados donde esta instalada la cartelería informativa y una señal de fin de sendero, continuamos recorriendo el torcal buscando los pasos más accesibles y pasando por su punto más alto, y el de la ruta también, 1767 m. En su bajada llegamos a la repisa la cual recorremos y aprovechamos el arco para recuperar fuerzas. Habíamos logrado llegar antes de que la lluvia hiciera hecho acto de presencia con fuerza, cosa que al final no hizo en todo el día y solo nos alivió el sudor con algún que otro pequeño chispeo.




Tramo 3. Repisa, Tranco de la Marcolla. Punto Final. 9 km. 

Salimos del arco, rodeándolo por la derecha en una fácil aunque oculta salida y ponemos dirección sur hasta encontrar una pista que nos devuelve a las antenas, Poyo de Juan Domingo y a escasos metros de éste los hitos nos encaran el descenso.

Extremar la precaución en la bajada que se encuentra bien señalizada y no olvidarse de recrear la vista con los paisajes desde este excepcional mirador. La bajada nos deja en las proximidades del Cortijo del Puntal de Ana Maria, que ante la amenaza de lluvia intensa no visitamos poniendo pies en polvorosa por la pista para llegar bajo un chispeo continuo hasta los coches, no sin dejar de fotografiarnos junto a todo lo que nos llamaba la atención, que fueron muchas cosas a lo largo de la ruta, un embalse, cortijos abandonados, árboles singulares, sal congelada para los animales, formas curiosas de las rocas (caras, agujas, cuevas, olas de piedra ...), flores coloridas, refugio, laguna, torcas, etc. 


                                     Nos vemos en el monte, y ¡Tengan cuidado ahí fuera!


12/05/2018
ORGANIZADA por: 
Web - Facebook - Grupo
Powered by Wikiloc


Mis Imagenes