CUMBRES DE CARTAGENA: SENDERISMO
Información sobre las principales montañas del termino municipal de Cartagena, rutas de senderismo y montaña, fotografias, actualidad de las actividadades de los principales grupos excursionistas, ...

Textos e imágenes son propiedad de Cumbres de Cartagen@. Se permite la difusión de los mismos si se enlaza expresamente el contenido de este blog.

Cumbres del Centro del Mundo





Habiendo realizado las cumbres este y oeste del Calar del Mundo, Argel (1699 m) y Calar del Mundo (1631 m) me faltaban los dos mástiles centrales de este inmenso barco, según metáfora de algunos escritores serranos, como son el Pico del Cerron (1839 m) y Cerro Viboreros (1657 m), que son el objetivo principal de esta ruta.

Pero como objetivo secundario se trataba de buscar un acceso al Robledal de Melojos de Cotillas, un bosque singular que sin duda merece la pena su visita, esquivando la pista que atraviesa una ganadería de reses bravas, no hay que tentar la suerte, y partiendo desde el Puerto del Arenal. Se trata de un sendero que siguiendo en un principio la Cañada del Cordel de Andalucía, se dirige hacia el Cortijo de los Serranos, todo ello en el paraje de Coto Serrano, en la margen derecha del Barranco de la Huesa y en la vertiente oeste de la Morra del Navacico.

No se si fue el día nublado, con brumas constantes, pero lo cierto es que me pareció este tramo de sendero un bosque encantado. Al predominante pino se le unieron junto al sendero la carrasca y los arces como principales árboles, todos ellos recubiertos de abundante musgo y su gran altura nos servia de cobertura que solo el viento movía en sus partes altos simulando una lluvia de las gotas acumuladas por las precipitaciones de la ultima noche. 

Este espectacular sendero, más propio de espacios naturales del norte del país, finaliza bajo la cuerda del Ituero Grande, desembocando en la pista que lleva a las instalaciones ganaderas. No obstante este camino mantiene el encanto senderista gracias a los inmensos pinos que cobijan a las aves que en plena primavera se muestran cantarinas, ensalzando su canto las paredes del barranco. En esta ocasión dadas las precipitaciones primaverales,  a este bucólico entorno hay que añadir el sonido del agua que se precipita por el barranco, por lo que debería denominarse arroyo, más propiamente, teniendo su cenit de espectacularidad en una pequeña cascada de unos cuatro o cinco metros fruto de una represa. 

A los seis kilómetros de ruta nos encontramos con una fuente y la represa del barranco que ha sido colonizada por cientos de batracios, que con su incesante croar nos dan la bienvenida, aunque su timidez y precaución nos impiden verlos de cerca. En este punto abandonamos la pista y comenzamos el tramo más duro de ascensión, no obstante es corta aunque intensa, y dado que los atractivos naturales no cambien se hace muy agradable de caminar. A su paso son varios los “tornajos” que nos encontramos en forma de bañeras o de cemento, la modernidad también ha llegado al monte. En este tramo son varios los senderos que se entrecruzan hacia diversos lugares por lo que hay que tener precaución en seguir el correcto, como ayuda y ante la duda siempre hacia arriba, aunque mejor ayúdate de un GPS. 

Y este espectáculo natural finaliza con una de las joyas del Calar del Mundo, el Robledal de Cotillas. Se trata de un bosque de Robles Melojos, un árbol que por sus características no debiera de estar a esta latitud, pero que en este rincón serrano se encuentran los factores de tipo de suelo, altura, temperaturas y recursos hídricos necesarios para que se desarrollen a la perfección siendo cientos los ejemplares que se encuentran, algunos de un porte majestuoso. En esta ocasión el bosque encantado lo era aún más al estar cubierto de nubes que en forma de niebla se adentraba por cada uno de los rincones, asemejando un escenario de película de terror, aunque la orquestación de las aves y el ulular del viento no producían temor sino la paz de espíritu que te conecta con la naturaleza. 

Ya estamos casi en la meseta del calar, un ultimo esfuerzo nos sube a la misma con un altura que oscila entre los 1500 y 1600 m. El paisaje cambia drásticamente, desparece el bosque, las fuertes pendientes, el matorral, e incluso la fauna cambia y solo los buitres que sobrevuelan nuestras cabezas y alguna que otra cabra se divisan a nuestro alrededor. 

El paisaje de los calares es muy peculiar, la meseta cimera es una espacio formado por cientos de dolinas, en cuyo fondo alberga algo de vegetación en forma de pequeños árboles o matorral que crecen gracias a la arcilla depositada por los procesos erosivos de carbonatación de la piedra caliza. Grandes bloque pétreos nos rodean y el caminar se hace muy sufrido  por senderos sin señalizar y con piedra suelta fruta de la erosión, escalones gigantes o piedras verticales que te advierten de que una caída no va quedar sin graves consecuencia para tu integridad física. 

La presencia de las nubes y el ir adentrándonos en la parte central del calar sin poder divisar las características montañas que lo rodean nos recuerdan lo fácil que es desorientarse en este espacio en caso de niebla cerrada, por lo que el GPS y/o brújula y mapa se hacen imprescindibles para transitarlo con la debida precaución. Olvídate de marcas de senderos, hitos pétreos o cualquier otra señalización, esto es un desierto de piedra.

No obstante la decoración primaveral también ha llegado a lo alto del calar y las dolinas muestras sus praderas verdes, con diferentes árboles entre los que predominan los pinos y los majuelos.

A este respecto sorprende la presencia del Tejo, y aunque su presencia queda acreditada en los mapas por tener esta denominación diferentes torcales a lo largo del Calar, hemos podido constatar la presencia de grandes ejemplares de Tejos en las proximidades de tres de las grandes cumbres. Junto al Argel, Viborereos y Cerron, encontramos Tejos de grandes dimensiones en la  dolinas próximas a sus cumbres. Solo me queda por saber si en la cumbre Calar del Mundo también existe un Tejo en sus proximidades, habrá que buscar en las dolinas. 

El ultimo atractivo de la ruta, es paisajístico, una vez abandonadas las alturas del calar, llegamos al Balcón de  los Chorros, un mirador que han acondicionado para ver el cercando nacimiento del Río Mundo, no obstante no pretender ver la cascada desde esta altura ya que no se divisa, por lo que te arriesgues a caminar por sus cortados en busca de la foto y deleitarse con divisar la cercana Sierra de las Almenaras o las diferentes montañas que rodean la población de Riopar (Gallineros, Picos del Oso, Padroncillo, etc. ) Junto al mismo existe una entrada al inframundo formado por los canales que recorren las entrañas del calar y que llevan el agua hasta caer por el nacimiento de río más bonito que conozco: El Río Mundo. Las cadenas y anclajes puestos en la entrada nos indica que esta reservado a los espeleologos. 



 Descripción de la ruta


1.- Puerto del Arenal – Robledal de Cotillas. 8 km.

Desde el Puerto del Arenal, ENLACE al Inicio, cogemos una pista que sale en dirección suroeste, para convertirse a unos cientos de metros en una preciosa senda que transita por la umbría del Calar del Mundo lo que ha originado la presencia de un cerrado bosque mixto de Encinas y Pinos, con la presencia ocasional de otro arbolado. Hasta la llegada a la pista todo es en ligero descenso (5 km.), pasando por las ruinas del Cortijo de los Serranos y teniendo a nuestra izquierda la Cuerda de los Charcones. Una vez en la pista la remontamos siguiendo el cauce del barranco de la Huesa hasta llegar a una pronunciada curva donde existe una fuente (Raigadas) y una presa. A partir de aquí el desnivel se incrementa considerablemente, pero la sombra del arbolado nos hace más asequible el caminar hasta llegar a una planicie bajo la Peña de la Lastra a unos 1400 m de altura donde el paisaje cambia radicalmente para adentrarnos en un precioso robledal de melojos. Lo atravesamos y seguimos remontando hasta llegar a la planicie del Calar del Mundo. 





2.- Cumbres del Calar del Mundo: Pico del Cerron – Cerro de Viboreros. 8 km

Una vez llegados a los 1500 m de altura el cambio de paisaje es radical. El arbolado prácticamente desaparece y solo algo de matorral se deja ver, el resto es roca calcárea en una sucesión interminable de dolinas y pequeñas colinas pétreas. Solo algo de vegetación se puede observar en el fondo de las dolinas entre pequeñas praderas verdes, acompañadas de algunos árboles adaptados a las durísimas condiciones climatologiítas: Robles Quejigos, Pinos Laricios, Tejos y Majuelos predominantemente.

Las cumbres no son complicadas ni requieren ninguna técnica, pero el terreno karstico, roto, formado por piedras algunas erosionadas horizontalmente hace que el caminar por estos lares sea penoso y requiera ir concentrado para no tener ningún percance. 

En este lugar un trío de buitres se nos acerca, nos sobrevuelan las cabezas y dado que nos ven buen aspecto físico nos abandonan, otras veces me han visto pero ya que han estado más tiempo a mi alrededor como fue en la Sierra de Castril. 

No te puedes perder los magníficos ejemplares de Tejos que en este tramo tienes en las proximidades de las dos cumbres. 




3.- Cerro de Viboreros – Puerto del Arenal. 7 km.

La bajada del Cerro se hace sin sendero visible, por donde tu intuición te lleve pero siempre en dirección norte, aproximadamente a los 2, 5 km. de bajadas te encontraras común sendero que se adentra en el Calar en dirección a su máxima altura (Argel), nosotros lo cogemos de regreso, pasamos por el Balcón de los Chorros, aunque estos no se ven desde las alturas, te proporcionan una magnifica vista del nacimiento del río Mundo y su entorno y de la cercana Sierra de la Almenara. Un cartel de informará de estos hitos. 

Una puertas metálicas debes de atravesar para seguir el GR por el que vamos y así impedir que te introduzca en la finca colindante en la que existe una ganadería de reses bravas, por lo que mejor evitar su transito.  



                                             Nos vemos en el monte, y ¡Tengan cuidado ahí fuera!


03/06/2018
ORGANIZADA por: 
Web - Facebook - Grupo

Powered by Wikiloc

Mis Imagenes