CUMBRES DE CARTAGENA: SENDERISMO
Información sobre las principales montañas del termino municipal de Cartagena, rutas de senderismo y montaña, fotografias, actualidad de las actividadades de los principales grupos excursionistas, ...

Textos e imágenes son propiedad de Cumbres de Cartagen@. Se permite la difusión de los mismos si se enlaza expresamente el contenido de este blog.

Cascada del Arroyo del Tejo y Picarazos





Habiendo estado en alguna que otra ocasión por esta zona, (Enlace a otra crónica), no había visitado tres de sus atractivos más singulares, y por tanto son el objetivo prioritario de esta ruta, confeccionada sobre mapa con el apoyo de otras rutas realizadas por usuarios de wikiloc y de la interpretación de los mapas, con la finalidad de compartir posteriormente con los compañeros del club.


1) El arroyo de las Fábricas. 

Un lugar idílico, situado a la umbría del Monte Padrón, conserva por tanto mucha humedad y gran  variedad de vegetación, y en días como hoy, la nieve de la que pudimos disfrutar más de lo esperado. Es un tramo pequeño del arroyo y que curiosamente, kilómetros más abajo cambia de nombre para denominarse “De las Crucetas” y formar el Río de la Vega, afluente del Río Mundo, por lo que sus aguas finalmente acabarán en nuestra región.



Junto a los grandes laricios y las rocas, el curso del pequeño arroyo corre veloz dado el gran desnivel que sus padres Padrón y Sarga le generan para precipitarse, en este tramo recorrido, más de +350 m en apenas dos kilómetros. Imprescindible este tramo para los senderistas y especialmente atractivo tiene que ser una vez avanzada más la primavera. Desafortunadamente no cuenta con muchos árboles caducifolios el entorno del arroyo, por lo que no resulta especialmente interesante para el otoño. Para los más montañeros pueden volar por su parte superior tal y como hice en la ruta que anteriormente te he enlazado. Un lugar que igualmente pueden aprovechar las familias para pasar un día de picnic sin mayores pretensiones senderistas.


2) Los Picarazos. 

También conocidos como los frailes, son unas formaciones geológicas de material calizo, donde la disposición de los materiales y la erosión han hecho que queden aislados y con formas llamativas y redondeadas, pudiendo observarse infinidad de caras, figuras y otras formas que solo tu imaginación o nivel de pareidolia pondrá fin. Comentaba en la ruta que yo veía más caras en las rocas que en el suelo de la casa de las caras de Belmez de la Moraleda ¿tu que opinas?.



Aunque su observación más idónea es en el descenso de La Sarga o desde la pista a Villaverde, si tienes tiempo no dejes de “perderte” durante un rato por entre sus altivas figuras, sus oquedades y mil rincones, y podrás maravillarte de cómo hay pinos que nacen de la mismísima roca o como el agua brota de ésta.  Aquí los compañeros más artistas se me plantaron y por mucho que los llamaba para que continuaran la ruta no acudían pasando de mí, conozco algún guía que hubiera cogido un buen rebote. Una vez finalizada la ruta pude saber lo que hacían tanto rato parados: fotografías en modo ráfaga como si no hubiera un mañana de todo el entorno.



Y no es que yo tuviera prisa por terminar la ruta, yo soy el primero que me gusta disfrutar de estos atractivos montañeros. De hecho me salte la cima del Padrón para tener unos minutos de relajada estancia en la cumbre de La Sarga deleitándome con las vistas y sintiendo el aire sobre la cara e incluso la nieve que del suelo saltaba, pero sobre todo las infinitas montañas que en los 360º tienes. La figura altiva de la Almenara que atrae magnéticamente tu mirada, centro y máxima altura de la Sierra de Alcaraz en que nos encontramos, las llanuras de la Mancha al norte, en cuya provincia estamos aunque no lo parezca, las primeras cumbres de la Sierra del Segura (Navalperal, Yelmo, Calarejos, Caballo, Espino...), los Calares del Mundo, Sima y Osera y a los lejos se distingue la hermana mayor del sureste español La Sagra con sus nieves, e incluso afinando la vista, la máxima altura albaceteña, Las Cabras y la Sierra del Taibilla.


3) Cascada del Arroyo del Tejo

Mi mayor preocupación era no solo llegar a la cascada, sino salir de ella, y por tanto quería llegar con tiempo suficiente para poder remontar hasta la pista si el terreno se volvía inaccesible por desnivel, vegetación o irregularidades del terreno. Según los mapas existe un sendero que desde el Cortijo te lleva hasta la cascada y efectivamente por la margen izquierda discurre bien a la parte más baja, parte que no exploramos por falta de tiempo, o a la parte alta, pudiendo a lo largo del mismo divisar los diferentes saltos que tiene la cascada.



Efectivamente no es una cascada con un gran salto de agua y muchos metros de desnivel de caida, sino pequeños saltos encadenados que van así creando un conjunto muy armónico. Por tanto su mejor visión en conjunto será siempre desde lejos y en épocas de mucho agua (primavera o después de lluvias), y la tendrás desde la pista con prismáticos. Pero si quieres disfrutarla anímate a recorrer el sendero desde la pista, no te aconsejo seguir el track por lo irregular del terreno que puede llegar a ser peligroso si no te manejas bien por estos terrenos resbaladizos.


Video de JoseM@nuel


DESCRIPCIÓN DE LA RUTA

TRAMO I. Puerto de las Crucetas – Collado Arroyo de las Fábricas. 2,2 km.



Comienza la ruta en el Puerto de las Crucetas, donde existe una pequeña área recreativa junto al Arroyo de las Fábricas en el punto kilométrico 189 de la carretera CM-412 que une Riopar con Alcaraz. Enlace al Inicio.

Al principio es un bucólico paseo junto al arroyo, especialmente atractivo en el día de hoy por la presencia de nieve en todo su cauce, fruto de la última nevada de hace unas horas. La ruta no se encuentra marcada, salvo por hitos pétreos que ocasionalmente han puesto, no obstante no tiene pérdida ya que se trata de remontar el cauce por el lugar que la vegetación y el agua te permitan más fácilmente.

Transcurrido un kilómetro desde el inicio hay que abandonar el cauce para no introducirnos en el cono fluvial donde la pendiente puede hacer imposible o muy dura su progresión. Por la margen derecha vamos remontando por el lugar con menor pendiente hasta llegar a un cauce seco que nos lleva hasta el collado. Este tramo es de gran pendiente y con hielo o nieve como fue en el día de hoy hay que extremar la precaución. Tapado como estaba el posible sendero por el agua sólida nos sirvió de referencia las huellas de una pareja de zorros, a los que no vimos, aunque seguro que ellos a nosotros si.

TRAMO II. Collado Arroyo de las Fabricas - Pista Picarazos. 3 km.



Si es la primera vez que vienes por estas montañas sin lugar a dudas querrás encumbrar las dos cumbres que desde la vaguada tienes ante tus ojos: El Monte Padrón (1752 m) y el Pico de la Sarga (1769 m). Este fue el caso de mis compañeros de ruta, a los que abandoné por un rato, y mientras ellos las hacían yo los esperaba en el geodésico de La Sarga, al que había subido por la pista.

Reunidos de nuevo y tras las fotos de rigor bajamos por un sendero muy marcado por el intensivo uso que tiene y que en dirección suroeste se dirige al final de la pista que sube desde Villaverde del Guadalimar. No tiene pérdida alguna y siempre tendrás de referencia la pequeña cumbre del Cerro de Juan Fría al frente y los inconfundibles Picarazos a la izquierda.


TRAMO III. Picarazos – Cortijo del Arroyo del Tejo. 5 km.



Aunque se puede obviar si ya los conoces, creo que merece la pena desviarse de la pista por un momento a través de un sendero que une un antiguo corral con los restos del Cortijo de los Picarazos, y desde este punto adentrarte entre estas moles pétreas y así poder observarlas al detalle y apreciar como la erosión las ha configurado.

De nuevo en la pista, avanzamos unos metros, y tras girar en un pronunciada curva, buscamos un punto para salir fácilmente de la misma y comenzar una trocha descendente a través de un cerrado bosque donde pudimos ver los restos de tiestos que algunos compañeros me informan que debieron usarse para el aprovechamiento de la resina.

La entrada en este tramo era sobre plano muy accesible pero lo realmente preocupante era la salida ya que las curvas de nivel se agrupan con la llegada a la confluencia de dos arroyos. Llegados a este punto un compañero se asoma y dice “se nos olvido el parapente”, efectivamente la bajada era demasiado expuesta para seguir en línea recta, por lo que retrocedimos unos metros, tal y como estaba marcado sobre plano, y  encontramos una canal por la que bajar no sin dificultad y teniendo que apoyar el trasero en alguna ocasión para evitar caídas o resbalones, que para eso está. Es un tramo muy corto, sin gran peligro, pero quedas advertido de su dificultad de tránsito.

En este punto existe un antiguo sembrado  al que se puede llegar por pista y sendero, por si prefieres dar un paseo más largo pero más seguro. Aquí ya comienza a oírse con fuerza el sonido del agua por lo que la cascada debe de estar cerca, y así es, siguiendo el rumor llegamos a los primeros saltos. En este restaurante de muchísimos tenedores damos cuenta del bocata. Si no quieres más aventura puedes volverte por la pista, cosa que no hicimos ya que estamos explorando. El terreno se encuentra muy húmedo y al ser arcilloso resbala aunque el pie se clava con facilidad, no obstante las lluvias están erosionando todo esta zona lo que impide poder bajar mucho más para observar la cascada en todo su esplendor. Nando me advierte de esta circunstancia y me indica que existe un paso asequible hacia la margen izquierda, por lo que lo cruzamos e increíblemente encontramos  un plácido sendero que nos lleva hasta la pista y de aquí al Cortijo del Arroyo del Tejo.

TRAMO IV. Cortijo del Arroyo del Tejo – Cortijo del Búho. 5 Km.



Este tramo se corresponde a parte de un sendero que desde Riopar llegar a Villaverde del Guadalimar por lo que aun sin estar muy señalizado con marcas, resulta bastante claro y evidente. Remontamos por pista hasta la entrada del Cortijo de la Casica. Como bien te indica un cartel es una propiedad privada por lo que no debes entrar en la misma. Puedes evitarla fácilmente bajando al prado que hay al sur y los senderos te llevaran hasta el Collado de Villaverde. Una vez que cruzas el Arroyo de Miraflores, una sucesión de cortijos, plantaciones y agua te acompañarán por el camino hasta llegar al Cortijo del Búho, lugar donde ya se encuentra asfaltado y por tanto un buen lugar para dejar el vehículo.




                                            Nos vemos en el monte, y ¡Tengan cuidado ahí fuera!


25/03/2017
ORGANIZADA por: 
Web - Facebook - Grupo

GUIA: Antonio

Powered by Wikiloc


DATOS DEL GPS




MIS IMÁGENES