CUMBRES DE CARTAGENA: SENDERISMO
Información sobre las principales montañas del termino municipal de Cartagena, rutas de senderismo y montaña, fotografias, actualidad de las actividadades de los principales grupos excursionistas, ...

Textos e imágenes son propiedad de Cumbres de Cartagen@. Se permite la difusión de los mismos si se enlaza expresamente el contenido de este blog.

Nocturna a Fajardo y Podadera



Lo que en principio iba a ser una ruta de fotografía nocturna, así estaba programado, se convirtió en una ruta histórica donde al final uno de los compañeros nos dio amplia información sobre las baterías, cuarteles y castillos que teníamos a nuestro alcance y curiosos detalles de los mismos, no hubiera estado mal compaginar ambos objetivos, aunque en esta ocasión la fotografía quedó relegado y claro con el ritmo normal de una ruta no se pueden hacer fotos de noche ya que esta requiere una preparación y tiempo que no hay, por lo que tal vez en la próxima que esta programada en San Julián, aunque este ya lo tengo muy trillado.

Si estas pensando en adentrarte en el mundo del senderismo esta puede ser una buena ruta de iniciación ya que no tiene gran pendiente, apenas +200 que se hacen suavemente subiendo por pista y cómodos senderos, aunque como bien nos dijo el conferenciante, muchos se están deteriorando por la intensidad de personas que los utilizan y la falta de conservación por los propietarios y otros están desapareciendo ocupados por la vegetación de matorral que se ha apoderado de ellos, como el que sube al Castillo de Galeras.  En todo caso mucha precaución si se decide entrar en las edificaciones ya que su estado ruinoso puede provocar un siniestro de consecuencias irreparables, mejor admirarlos desde fuera, y siempre sabiendo que se esta en propiedad militar y en cualquier momento te pueden desalojar, aunque suelen ser permisivos en esta zona.

Ya sea de día o de noche vas a disfrutar de una de las mejores zonas para ver el paisaje que rodea nuestra ciudad o incluso a la propia urbe con sus luces y sus sombras. Desde la Sierra de Cartagena, presidida por el apagado San Julián, ya que antes se encontraba iluminado el castillo, hasta Escombreras, Calvario.. etc hasta el imponente Roldan que emerge del Mar Mediterráneo por la Torrosa y la Parajola, encontrándose iluminada su base por las Algamecas y las instalaciones que allí se encuentran. 

Si no viniste y quieres saber algo más de las instalaciones que puedes visitar aquí te dejo un poco de su historia y sus características y en enlace de Aforca donde puedes ampliarlas:


FAJARDO

En cuanto al topónimo, tal vez, ya que no tengo seguridad, se debió a D. Pedro Fajardo y Chacon (1478-1542) o de su madre Luisa Fajardo (señora de Cartagena), familia a la que pertenecía el señorío de Cartagena hasta su entrega el 12/09/1507 a la corona de Castilla y que quisieron dejar huella de su presencia en la ciudad con la denominación de tan principal colina.

Junto a los cinco castillos y cuatro fuertes, las innumerables baterías instaladas para la defensa de la ciudad hacen de Cartagena una de las ciudades con más patrimonio militar del Mediterráneo. La mayor parte de ellas tienen sus orígenes a finales del siglo XVII aunque en el siglo XVIII los emplazamientos quedaron sin uso hasta que se aplicó el Plan O’Donnnell de Defensa de 1860, el cual los modernizó construyendo, entre otros,  las tres baterías y el cuartel defensivo, para el alojamiento de la tropa que servía todas las baterías del “Frente derecho” (Baterías del Collado (47 baja), Fajardo, Podadera, Fuerte de Navidad y el propio castillo de Galeras). Cada una de las tres baterías estaba artillada con cuatro obuses Ordóñez de 21cm, 24cm y 30,5cm respectivamente. Tras participar activamente en los conflictos de la Guerra Civil , durante la cual se desmontaron varias de sus piezas, fue perdiendo importancia militar hasta ser desartillado por completo en 1960 pasando a usarse sus instalaciones como almacenes de munición y siendo totalmente abandonadas en 1994.

Situado en la parte central del monte de Fajardo, una colina de apenas de 100 m pero que domina la entrada a la bahía de Cartagena, en la vaguada que forman las dos alturas dominantes, a una cota de unos 75 metros de altitud, esta batería se encuentra dentro del complejo denominado como C-4, formado por las baterías de San Fulgencio, General Fajardo y La Podadera. El cuartel es de muro de fábrica mixta de mampostería careada de ladrillos y bóvedas de hormigón. Era de forma rectangular con un patio interior y dos caponeras en dos de sus esquinas diametralmente opuestas, que con sus parapetos, banquetas y aspilleras correspondiente, flaqueaban los muros exteriores del edificio. 



Consta de dos alturas y estaba rodeado de un pequeño foso, donde así lo exige el desnivel del terreno ascendente. Desde sus alturas se domina desde una cota de unos 80 metros, las ensenadas de Cartagena y Escombreras, así como la Algameca Chica y la entrada de la Algameca Grande, Cabo Tiñoso, una gran extensión de mar, la Isla de Escombreras y lo que queda de la Punta de Los Aguilones.

Incluido en la lista roja del patrimonio, en Octubre 2015 se ha solicitado al Ministerio un programa de conservación, habiéndose instado desde la administración local su conversión en hotel. Aunque no le ha servido de nada se encuentra declarado B.l.C con fecha 7 de agosto de 1997.


VÍDEO DE SU INTERIOR


PODADERA

En cuanto al topónimo le viene dado por el accidente geografito, una punta que se adentra en el mar, Punta de la Podadera, haciendo muy posiblemente mención a su parecido con un machete que se usaba antiguamente para podar. 

Su origen se remonta a finales del siglo XVII. Se encuentra situada en la punta de la Podadera, uno de los accidentes geográficos que delimitan la parte oeste de la Bahía de Cartagena.

La primera batería que se artilló en este lugar fue en el año 1686 y tuvo carácter provisional a base de fajina y tierra, con cuatro cañones. Su misión era la de cruzar sus fuegos con la de Trincabotijas. Tras varias reformas debidas al Plan de Defensa de 1860 y, más tarde, en 1895 para ser artillada con dos cañones Krupp de 26 cm, adquirió el aspecto que ofrece hoy en día.


Fue la primera batería construida de forma subterránea. El relieve de terreno en la Punta de la Podadera, una costa escarpada, obligaba a demoler el monte para hacer hueco donde colocar la explanada de la batería, para evitar que los cascotes de piedras y tierra que producían los impactos de los disparos enemigos, cayeran sobre la explanada, con el consiguiente peligro e inseguridad para los artilleros, municiones y material.

A pesar de estará declarada de Bien de Interés Cultural, en la categoría de Monumento, con fecha 7 de agosto de 1997, se encuentra en estado de abandono y con amenaza de ruina, tanto los edificios como la red de senderos que la unía con el resto de baterías e instalaciones militares incluido el castillo de Galeras.  La batería está incluida en el Plan de Gestión de Actuaciones en Baterías de Costa de la Administración del Estado, aunque no se ve mantenimiento y conservación alguno, por lo que igualmente se encuentra incluida en la Lista Roja del Patrimonio.




♦♦ 
(esto significa que lo que sigue a continuación es para mayores de 18 años, por si sois muy jóvenes)

Dejando aparte el tema histórico, parece ser que los amantes del misterio han encontrado un gran filón en la batería de San Juan de la Podadera, cuyos túneles que se adentran en el interior de la tierra y los sufrimientos que sin duda alguna tuvieron que pasar los soldados que allí estaban destinados han podido dejar su presencia en el edificio, manifestando su presencia con psicofonias y presencias que parecen tocarte. ¿Te lo crees? Pues te enlazo al vídeo de un programa de misterio regional, y te adelanto que el experimentador no soportó la presión de encontrarse aislado y solo en el interior de estos túneles por lo que llamo para que le rescatasen al notar presencias a su alrededor. Espero que no estés leyendo esto en la soledad de tu habitación a oscuras y a medianoche, ya que si no te vas desvelar, y tal vez no te apetezca mucho adentrarte en los oscuros túneles de San Juan de la Podadera.  





DESCRIPCIÓN DE LA RUTA

Ruta casi lineal, que sale desde el punto habitual de quedada para coger el coche de San Fernando y dirigirnos hacia la Rambla de Benipila, la cual remontamos pegados a la muralla del Arsenal Militar hasta llegar a las puertas de la “Basan”, para los finos Navantia. 

Aquí se nos unen otros compañeros que al ir con niños han decido reducir la distancia a caminar, por lo que al existir un amplio aparcamiento publico puede ser una buena opción, así como el “Presi” con su 4X4 para escoltar la comitiva por el pequeño tramo de asfalto y servir como coche escoba por si algún participante poco ducho en el senderismo tenia algún percance ya que la ruta estaba abierta a no socios.

Seguimos por la carretera del faro de navidad hasta llegar al acceso del Castillo de Galeras, cuyo camino cogemos saltando la cadena para lo que habíamos pedido permiso a la armada, aunque por esta zona suelen ser lasos en permitir el acceso dada la popularidad que ha adquirido este tramo por la carrera popular de la Ruta de las Fortalezas.

Rodeamos el monte de Las Galeras, llamado así porque bajo su protección atracaban dichos barcos en la antigüedad a resguardos tanto de la climatología como de los ataques de otras naves. Seguimos por la pista hasta llegar a la Punta del Aire donde disfrutamos de las tétricas instalaciones subterráneas de La Podadera, en una noche iluminada por la luna llena pero donde se producen inquietantes sombras y extraños sonidos a nuestro alrededor, debo de estar sugestionado por el programa de televisión.

Salimos por los túneles subterráneos, aunque se queda uno con la gana de seguirlos y curiosear las instalaciones, después de reponer fuerzas con el bocadillo bajo la luz de la luna y acariciados por la brisa marina, ya que afortunadamente no se cumplió el pronostico de fuertes vientos. 

Subimos al cuartel de Fajardo y recorremos el entorno embelesados por las imágenes nocturnas que tenemos desde su cumbre, tanto del litoral con sus montañas, como de la bahía y su ciudad.

El regreso lo hacemos desperdigados por el mismo lugar, llegando al punto de salida a la hora bruja y antes de que nuestras carrozas se conviertan en calabazas, colorin colorado esta ruta se acabado.


Nos vemos en el monte, y ¡Tengan cuidado ahí fuera!

Organizada por: 
Web - Facebook
20/2/2016

Powered by Wikiloc


PRESENTACIÓN DE MIS IMAGENES



DATOS DEL GPS