CUMBRES DE CARTAGENA: SENDERISMO
Información sobre las principales montañas del termino municipal de Cartagena, rutas de senderismo y montaña, fotografias, actualidad de las actividadades de los principales grupos excursionistas, ...

Textos e imágenes son propiedad de Cumbres de Cartagen@. Se permite la difusión de los mismos si se enlaza expresamente el contenido de este blog.

De Batan del Puerto a Riopar por los Gallineros



Hace muchísimos años me quedé maravillado por los inmensos espacios naturales que ocupan las Sierra de Segura, Sierra de Cazorla y la mas indeterminada Sierra del Segura, proponiéndome recorrerlas y conocerlas durante el resto de mi vida. A tal fin adquirí en una feria de turismo que se organizó por la zona dos libros que se suponen contienen las mejores rutas de estos espacios, y como ya había realizado alguna de las que proponían los autores y por tanto coincidía con su criterio respecto de la excelencia de dichos trayectos me han servido de guía para seguir conociendo estos espacio. Eran tiempos donde no existía Internet, wikiloc o los blogs y la información había que obtenerla del boca a boca de los compañeros o del material impreso, incluso aun recuerdo fotocopias con rutas que indicaban el mapa, el grafico de desnivel y una pequeña descripción.

Entre esas rutas hay algunas de difícil realización por la distancia existente como la desconocida para mi Sierra de la Villas, las próximas a la localidad de Alcaraz, o las perdidas en centro de Cazorla. Atraído por la grandeza del Calar del Mundo o de las altivas Almenaras o Sarga, había dejado pendiente el Tolmo o Gallinero hasta que Diego de Horadada Camina la programó para su club y aunque finalmente resulto fallida la subida por imprevistos, fue mi primera aproximación, aunque de lejos. Pocos meses después Miguel de ASM, la programó y en esta ocasión si pude disfrutar de las crestas de las gallináceos. No obstante la ruta que describe el libro, es eminentemente senderista por lo que recorre los gallineros por el valle del Manojal y no por las crestas, este aspecto no me llamaba la atención ya que no tiene más dificultad que caminar por un sendero entre floridos prados verdes y rodeados de la inmensa masa forestal que distingue estos espacios naturales, sin embargo el punto distintivo que si quería realizar era que no la hacia circular sino lineal partiendo de la escondida población de Batan del Puerto, "capital" de la Sierra del Agua y por ella rodeada, y la turística y conocida Riopar, recorriendo el espinazo de la Sierra. A tal fin nos hicimos una previa de esta parte, por lo que por fin y después de muchas adversidades he podido completar con la presente ruta una de las mejores rutas que puedes realizar por la Sierra del Segura en opinión de Angel Ñacle autor de libro “Las mejores excursiones por Las Sierras de Alcaraz y Segura" cuya opinión corroboro.

El día se me paso en suspiro, si cuando vas de caminata subiendo y bajando montes, te centras en admirar paisajes, hacer fotos, buscar animales, identificar árboles o matorrales o de improvisada conversación con los compañeros de ruta, el hecho de ir de guía del grupo es otro mundo, parece que las agujas del reloj o el propio sol corren a gran velocidad y es que estar atento a los diversos incidentes que concurren en el grupo y resolverlos de la mejor manera hacen que casi no te centres en los demás aspectos. A modo de ejemplo en la ruta teníamos que superar una pequeña trepada, pues estuve tan pendiente de ayudar a los compañeros que se me olvido realizarles fotos de recuerdo o para plasmar la dificultad (escasa) que tenia la misma, afortunadamente a Fernando, que me ayudo haciendo de guia de cola, no se le paso por alto.



La inexperiencia de manejar grupos numerosos te da sustos, así no conté el número de personas que viajábamos en la salida y cuando salimos de la parada del desayuno me percaté  que esto fue un error ya que no sabia si faltaba alguien, por lo que pregunte y nadie se manifestó indicando lo contrario por lo que continuamos viaje. Pero a mitad de camino de la ruta, en las proximidades ya del Alto de Peralta unos compañeros me alertan de que echan de menos a un compañero que habían visto en la salida junto al autobús, me lo describen y comenzamos su busca, cuento los que somos y estamos los que habíamos salido del desayuno ¿Pero seria posible que estuviese en el aseo, o dando un paseo por los alrededores del restaurante, como suelo hacer yo? Afortunadamente una compañera nos indica que la descripción que damos se corresponde con la de su marido, que había ido a acompañarla al autobús pero que no venia a la ruta. Pufff que descanso.

En la parada del almuerzo a alguien le sienta mal y vomita, otra preocupación que afortunadamente no fue a más, ya que nos encontrábamos en el punto más alejado de cualquier camino o población y el traslado hubiera sido lento y complicado, en el caso de hubiera ido a peor.

Y finalmente la invitada que nunca falta en la Sierra del Agua, el agua. Como en otras ocasiones no estaba prevista lluvia, aunque si cielos nubosos por lo que era normal  que algunas gotas nos cayeran en las cumbres, que al rascar la barriga de las nubes estas se descoyuntan y nos mojan sin el más mínimo reparo. Y así fue y en el lugar mas preocupante, en la subida al Pico Gallinero, donde la roca forma parte del trazado que debemos recorrer y las posibilidades de resbalones aumentan. Solo era un calabobos incesante que obligó a la gran mayoría a sacar sus chubasqueros, pero la duda carcomía mi mente ¿Debemos continuar la ruta por terreno rocoso, donde hay que hacer algún destrepe y alguna trepada o mejor bajar por el sendero y hacer la ruta por el valle tal y como describe el libro?

La pregunta la resolvió el tiempo ya que justo al llegar a la cumbre la lluvia cesó y aunque estaba muy cubierto las previsiones era de que mejoraría por la tarde, por lo que me aventuré a seguir y efectivamente no hubo mas rastro del liquido elemento e incluso el sol nos acompaño a partir del Monte Gallinero donde comimos.

Aunque supongo que la experiencia hará controlar todos estos “imprevistos” y tomárselos más sosegadamente. Admirando como admiro a los guías que una semana si y otra también salen con sus grupos, es ahora cuando mejor comprendo y alabo su labor desinteresada por los compañeros.

En cuanto a los valores e hitos que puedes ver en esta ruta te remito a las crónicas que ya realice:

No obstante a modo de resumen no te puedes perder:

  •   Ir con tiempo suficiente para recorrer el Batan del Puerto, confluencia de dos arroyos y por tanto una sinfonía de agua es el hilo musical que tiene instalado este pueblo, donde el otoño se hace visible en los alrededores del arroyo de los Endrinales con sus árboles de hoja caduca, el olor a fresca humedad y la flora variopinta que decora sus viviendas.
  • Recorrer la cuerda de la Sierra del Agua, con pequeñas y accesibles cumbres, pudiendo incluso subir al Cerro del Pimpollar que preside Batan del Puerto, para continuar por el Alto de la Casa, visitar su Belén de Piedra, hacer la cumbre del Alto de Peralta con su molata donde suelen pastar rebaños de segureñas.
  • Visitar el Pino Gordo del Toril, un mítico árbol de más de veinte metros situado en un cruce de caminos que lo hace incluso más popular aun.
  •  Subir al Geodésico del Tolmo o Pico Gallinero y recorrer la cuerda con todas sus crestas, caminando a entre zonas de rocas, fuera de sendero y teniendo que realizar algún destrepe y trepada fácil. La zona más entretenida de recorrer y con figuras rocosas como “los amantes” del Monte Gallinero.
  • Una mirador excepcional del entorno, la Sierra de Alcaraz al norte con sus espléndida cuerda de las Almenaras o el Calar de la Osera. El gigantesco Calar del Mundo al sur, con Riopar y el valle que recorre el Río Mundo a sus pies. La Sarga, el Padrón y el Padroncillo al oeste y Bogarra y toda la Sierra del Segura al este.
  • Finalmente Riopar, con sus encantos turísticos, Chorros, Riopar Viejo, el cobre, ... contando con establecimientos variados para el hospedaje o la restauración.


Lamentablemente alguno de estos puntos de intereses no pudieron pasar por nuestra retina, como las vistas que se vieron truncadas en gran parte de la ruta por las nubes, aunque también le dieron un encanto especial a los paisajes. Tampoco nos sobró tiempo para recorrer con la pausa que se merece Riopar o Batan aunque puede que fueran ya conocidas por la gran mayoría de los participantes.



DESCRIPCIÓN DE LA RUTA

Para llegar al inicio de la ruta hay que desplazarse hasta la localidad albacetense de Batan del Puerto. ENLACE para llegar

Remontamos el arroyo de los endrinales por un camino que lleva a las casas rurales instaladas en su entorno, en este punto veremos un letrero que nos señaliza un sendero dirección Vegallera, el cual debemos coger. Se trata del trazado del sendero tradicional que utilizaban los vecinos para trasladarse hasta Paterna del Madera, actualmente señalizado como sendero de corto recorrido con marcas amarillas y blancas, nos remonta un arroyo seco hasta la cuerda de las montañas que configuran la Sierra del Agua. Este sendero era conocido con el nombre de “la Sierra”.

En el collado abandonamos el sendero que se convierte en pista forestal para bajar al pueblo y cogemos la cuerda que será nuestra referencia durante unos cuantos kilómetros. Cuando veamos una pequeña elevación rocosa al frente y el sendero se desvía a la izquierda habremos llegado al Alto de la Casa, pudiendo esquivarlo o ascender a su asequible cumbre coronada únicamente por los hitos que delimitan los limites municipales.

A continuación nos encontraremos con una agujas rocosas de varios metros de altura en forma semicircular que se me antojaron la forma clásica de un portal de belén. El sendero sigue con tendencia a abandonar la cuerda hacia la izquierda para bajar al valle y justo al llegar a un arroyo seco debemos abandonarlo para campo a través subir de nuevo a la cuerda. En los mapas existe un sendero pero esta totalmente oculto por la espesa vegetación y el bosque, no obstante no tiene perdida alguna. Frente a nosotros veremos una pared aparentemente infranqueable, estamos en el Alto de Peralta y una vez superada la misma por cualquiera de las opciones que presenta llegaremos a una extensa pradera coronada con la cima del Alto de  Peralta y amplios cortados en su cara sur.



Continuamos campo a través, ya que el sendero sigue perdido entre la vegetación existente para bajar al Collado del Judío, lugar donde realizamos la imprescindible visita a un monumental árbol: El Pino Gordo del Toril.

Desde este punto un hito de madera de señalización de sendero nos marca el punto por el que tenemos que salirnos del sendero y buscar los hitos pétreos que nos subirán a la cima de máxima altura del día el Pico Gallinero o Tolmo. A partir de aqui comienza una entretenida marcha por los gallineros, riscos de piedra que a los lugareños les parecían crestas de gallinas y de los cuales los mas significativos tienen nombre oficial : Pico Gallinero, Monte Gallinero y Piedra del Gallinero. Sin embargo el más dificultoso no lo tiene y consiste en una pequeña trepada que todos superaron sin dificultad.

Como veía que podía ser complicada para alguno de los compañeros busque una alternativa, que no halle en las proximidades, ya que cuando volví la vista ya estaban subiendo los más ágiles y al resto pues se les ayudo y pudimos continuar.

Aunque habíamos convenido comer abajo en el Cortijo del Manojal, lugar bucólico de églogas medievales, los retortijones que produce el hambre hicieron que mientras terminaban de sortear la trepada se pararan a comer, por lo que seguimos hasta la cima del próximo Monte Gallinero que tiene un buen “restaurante” con amplio salón y vistas espectaculares, para comer todo el grupo.

Sin dar tiempo al ensoñecimiento sestero bajamos por la cara norte en busca de otro árbol especial, un Tejo probablemente milenario que habita en la falda del monte junto a otros variados árboles (pinos, encinas, arces, majuelos ...) dándole una especial decoración en tonalidades a esta elevación.

Una vez en el cortijo ya solo queda coger el sendero que hay en dirección oeste y seguirlo hasta la carretera del Gollizo que nos baja a Riopar, lugar donde tienes innumerables lugares para saciar tu sed o hambre.



                                             Nos vemos en el monte, y ¡tengan cuidado ahí fuera!

Fecha: 11/10/2015
Organizada por: 
Web - Facebook

PRESENTACIÓN DE MIS IMAGENES



DATOS DEL GPS

Distancia: 16,8 km
Desnivel +: 780 m
Desnivel -: 866 m
Cota Maxima: 1.624 m
Cota Minima:     986 m
Duración: 6:20 horas (incluidas paradas)