CUMBRES DE CARTAGENA: SENDERISMO
Información sobre las principales montañas del termino municipal de Cartagena, rutas de senderismo y montaña, fotografias, actualidad de las actividadades de los principales grupos excursionistas, ...

Textos e imágenes son propiedad de Cumbres de Cartagen@. Se permite la difusión de los mismos si se enlaza expresamente el contenido de este blog.

El Valle Espiritual: Murallas de King Kong




Mi selección muscial para oir musica mientras lees
                                                                                                "King Kong Central Park" - James Newton-Howard


Este espacio natural, tan próximo a la mayoría de los habitantes de la región por su situación en el centro de la misma, no deja de sorprenderme a pesar de los años de relación y visitas realizadas. Hace muchísimos años estas fueron las primeras montañas que pisaron mis pies, siendo aun un niño de corta edad, estoy hablando de aquellos tiempos que no había autovía entre Cartagena y Murcia, y teníamos que desplazarnos a la “capital” o  “Cartagena norte”, a realizar las cosas más mundanas como, comprar material de montaña, ya que por aquí no había tiendas especializadas, comprar en una gran superficie, como el Pryca de Molina de Segura, primer Hipermercado que se instaló en la Región y con las kilométricas colas que se formaban para salir y entrar del mismo los sábados, o realizar cualquier tramite centralizado, típico del regimen anterior que dirigía la Administración (Universidades, Banco de España, Delegación del Gobierno, Trafico ...). Tras realizar las obligaciones, que mejor manera de finalizar el día que subiendo al Valle para estirar las piernas antes de regresar a casa. Todo aquel entorno de árboles gigantescos para mi, ramblas y montañas que no me dejaban ver el horizonte al que yo estaba acostumbrado divisar en todo momento en mi Campo de Cartagena, suponía una experiencia nueva para mi retina y no podía parar de subir y bajar en busca de las mil cosas que se pasaban por mi imaginación (minas, tesoros, animales ...), hasta que sin querer me alejaba tanto que me veía perdido, no por que no supiera volver por donde había ido sino por la reprimenda que me esperaba por haberme alejado tanto. 

Desde aquellos lejanos tiempos he conocido bastante bien este entorno, aunque no totalmente, pero si en el pasado para mi era un lugar mágico de juegos infantiles, he podido comprobar que hoy en día sigue siendo un lugar místico, para mi sorpresa.  Si cuenta con algunas zonas cuyos nombre ya avanzan lo que es, como la prosopopeya de “Valle Perdido”, lo cierto es que no debe de ser una percepción personal ya que por lo visto civilizaciones antiguas se instalaron ya en esta zona, sobre todo en la zona que mira a la ciudad, también una casa rural situada en el mismo centro del valle ha sido convertida en lugar de retiro espiritual y por ultimo me sorprendió que en una de las cumbres de las murallas han dejado una imagen de la Virgen de la Fuensanta, probablemente por una promesa cumplida. 



Y es que parece casi imposible, que una zona que esta catalogada como de parque peri urbano dada su proximidad al mayor núcleo de población de la región, con más de medio millón de habitantes, y el encontrarse toda su zona norte de acceso copada de pueblos y urbanizaciones, así como la presión de cientos de usuarios que practican montañismo, escalada, senderismo, bicicleta de montaña y otras actividades, pueda ser un lugar de paz y relajación espiritual. Pero lo cierto es que una vez que te alejas de la zona mas visitada y sobre todo te adentras en la zona central formada por los cursos de ramblas o en las alturas que lo rodean desde el Relojero (609 m) hasta las Murallas, el silencio y la soledad te ayudará a entrar en contacto con la naturaleza, a un paso del bullicio urbano. 

Por mucho que he buscado no he encontrado otro nombre para estas paredes rojizas, sobre todo al atardecer, que alguien en tiempos próximos bautizó como paredes de “King Kong” por su parecido razonable con las de la película y sobre todo por que alguien dijo haber visto un mono en esta zona. Y la verdad es que me extraña mucho que dada la presencia del hombre en este entorno desde hace mucho tiempo, como prueba la presencia de antiguas casas de campo y la existencia de cultivos entre los pinares repoblados, y sobre todo las llamativas formas erosivas que la hacen verse desde la distancia, que no tengan un nombre especifico y tradicional para denominarlas. Si existe y lo conoces por favor ilústranos. 

Pero si no despierta este halo espirituoso en tí, otro motivo esencial para darte un paseo por esta zona interior del Parque Regional del Valle es el Paisajístico. Vas a poder contemplar las Murallas desde muchos ángulos: frontalmente, desde su cumbre y desde abajo, para que no te pierdas ni un solo detalle de las mil formas que la naturaleza ha esculpido en ellas: caras, ojos, cuevas ... y también del resto de las montañas que configuran el contorno de  esta “sartén” que llaman paisaje lunar, como El Relojero, máxima altura, el Cerriller o la Cresta del Gallo, sin olvidarnos de las Sierras de los alrededores: Columbares, Mamelones, Puntarron, Carrascoy o la mismísima Sierra Espuña. Y si miramos al sur veremos la playa, el Mar Menor, el Cabezo Gordo y podrás entretenerte en reconocer cada una de las Montañas de Cartagena: desde el Cabezo de la Fuente hasta Peñas Blancas, sin olvidarnos de El Algarrobo mazarronero. 

También podemos analizar la visión de una arrasada huerta murciana por la presión urbanística donde cada vez se observa más el cemento de los edificios que el verdor de limoneros y naranjos, y por otro lado la nueva huerta artificial creada por el trasvase en el Campo de Cartagena, donde conviven las zonas de secano con las nuevas plantaciones de regadío que producen mil variedades de hortalizas y que suponen una gran parte de la economía regional y que se debería de seguir ampliando siempre y cuando exista mercado para aumentar la producción.

En cuanto a las figuras de protección de este espacio es larga su historia y aunque fue asolado por la tala de arbolado, las repoblaciones realizadas en este siglo han contribuido a su esplendoroso estado actual, aunque fueran de Pino Carrasco. Una pena que se hayan abandonado estas políticas de repoblación en la democracia y nuestros gobernantes no se preocupen de otras áreas que siguen absolutamente desforestadas y más contando con ejemplos como este o Sierra Espuña, como podéis imaginar me estoy refiriendo a las montañas de nuestro entorno sobre las que nadie hace nada.

Fue en 1931, cuando un pequeño espacio de 159 hectáreas fueron declaradas “Sitio Natural de Interés Nacional. En 1979 alcanzó la categoría de Parque Natural y en la actualidad ha sido incluido dentro del P.O.R.N. “Parque Regional de Carrascoy y el Valle, por Ley 4/92, con una extensión protegida de 1900 hectáreas.


Descripción de la Ruta.


Se inicia la ruta en el área recreativa de la Cresta del Gallo, desde cuyo mirador tienes la oportunidad de tener la primera vista de la ciudad. Comenzamos esta primera parte por un sendero que transcurre paralelo a la pista, evitándonos así el paso por la misma, y con una leve tendencia descendente hasta llegar a la Casa de la Naveta Grande, nos desviamos por un instante para salir de nuevo a la pista y subir a un nuevo mirador.

En este punto cogemos un nuevo sendero, de los muchos que cuenta este espacio, para dirigirnos a Casa Los Vigueras,  lugar hoy en día habitado por un místico, por lo que deberás guardar el máximo silencio si pasas por su propiedad. 

Remontamos por sendero la Rambla de los Serranos para llegar a la cuerda del Relojero, muy cerca de su cumbre y en este cruce de caminos seguimos en dirección este para comenzar el objetivo de la ruta: recorrer las murallas de King Kong. 

No existe ningún riesgo, ni dificultad para transitar por encima de estas cumbres rocosas, no obstante debes de extremar la precaución si decides asomarte a los cortados ya que la caída sería fatal en todo caso. Muy ameno este sendero cimero, con vistas a las dos vertientes y rodeados de mil formas caprichosas creadas por la erosión en las rocas. 

La senda continua hasta la próxima cumbre de Columbares aunque nosotros la abandonamos bajando en las proximidades del cruce que conduce a Casa Los Sánchez, lugar donde existe una barrera que impide la circulación de vehículos por el interior del Parque Natural. 

Cumplido el objetivo regresamos al punto inicial por senderos que transcurren entre barrancos y que se encuentran recogidos en los mapas, teniendo como referencia la mole rocosa de la Cresta del Gallo, de gran presencia por su cara sur.


Nos vemos en el monte, y ¡tengan cuidado ahí fuera!


Fecha: 20/04/2014
Organizada por:









Guiada por Antonio J.
Descarga esta pagina en PDF (en breve)
Imagen track Wikiloc


PRESENTACION DE IMAGENES



DATOS DEL GPS

Hora Inicio: 04/20/2014 09:13
Hora Fin: 04/20/2014 14:22
Distancia recorrida: 15,3 km (05:08)
Tiempo en movimiento: 03:42
Velocidad media: 3 km/h
Vel. en Mov.: 4,1 km/h
Velocidad Máxima: 10,9 km/h
Altura Mínima: 243 m
Altura Máxima: 599 m
Velocidad Ascenso: 325,7 m/h
Velocidad Descenso: -337 m/h
Ganancia Altitud: 844 m
Pérdida Altitud: -801 m
Tiempo Ascenso: 02:35
Tiempo Descenso: 02:22