CUMBRES DE CARTAGENA: SENDERISMO
Información sobre las principales montañas del termino municipal de Cartagena, rutas de senderismo y montaña, fotografias, actualidad de las actividadades de los principales grupos excursionistas, ...

Textos e imágenes son propiedad de Cumbres de Cartagen@. Se permite la difusión de los mismos si se enlaza expresamente el contenido de este blog.

RUTA FLUVIAL POR EL RIO MUNDO




Tentado he estado de destacar el incidente que nos retrasó considerablemente el horario establecido de la ruta, todo por culpa de un manguito del autobús que recalentó el motor y nos dejo tirado un par de horas, afortunadamente en el restaurante de carretera Pascual. 

Este tiempo de convivencia obligada, de desayuno más reposado y abundante de lo habitual y de ver pasar la vida en un restaurante de carretera, a mi me sirvió para recordar mis tiempos de niño en que el autobús que nos llevaba de campamento de verano paraba justo en este sitio, (que por cierto han remodelado poco) siendo su primera parada en un viaje eterno de más de ocho horas hasta la Sierra de Segura en Jaén por carreteras sin adecuar, muy parecida a la que pasamos para llegar a Ayna, y que era un suplicio, provocando los clásicos mareos y vómitos, como anécdota hasta un pastor alemán que viajaba con nosotros se mareaba y eso que todos, incluido el can, llevábamos nuestra dosis de biodramina. 

Todo se solucionó con la llegada de un nuevo autobús más grande, tocamos a dos plazas por persona, o más; “fin de la cita” como diría nuestro presidente.

Y es que este desdichado incidente no puede empañar una magnifica ruta, en este caso veraniega, y que tiene todos los alicientes que me gustan en una ruta y en mi zona favorita la Sierra del Segura. Lamentablemente no tengo capacidad literaria para describir estos imponentes espacios naturales, con su vegetación de ribera, su rio Mundo invadido por extraños seres con botas de montañas y bañadores o "pantys", sus insectos de llamativos colores, sus aves que con sus trinos nos servían de hilo musical junto al correr del agua e incluso la presencia de algún reptil despistado que se dejo ver. Espero que algún compañero de mejor verso sirva describir en sus crónicas este espacio natural como realmente se merece. 

A pesar del retraso, me supo a poco, no quería irme, o será que quiero vivir aqui,  personalmente hubiera retrasado la comida a cena y me hubiera quedado un par o tres de  horas más por la zona, haciendo lo que fuera, desde una nueva ruta senderista, subir un pico de los que se asomaban o simplemente turismo por Ayna.

Y es que Ayna, no sé si tendrá otros valores turísticos, pero se ha hecho muy famosa por ser parte de los escenarios naturales de una mítica película “Amanece que no es poco”, existiendo una ruta que recorre todos los pueblos en los que se rodó. A modo de recordatorio existe en la entrada del pueblo una escultura de una moto con sidecar, emulando la que salía en la película y que pilotaba Resines.

Hacer una mención especial al personal que aguantó estoicamente la llegada de un nuevo autobús y que se vio recompensando ampliamente con la ruta y fue de muy grata aceptación el baño que nos dimos en la playa fluvial con sus juegos: su tirolina, su ruta de escalada o simplemente el baño contracorriente en unas aguas cristalinas frente a las paredes rocosas. “Ha merecido la pena solo por esto”, fue el comentario mayoritario de los participantes mientras disfrutaban del rio.

Fueron algunos los que me preguntaron por mi nueva bolsa estanca “Dicapac wp one” de especial diseño para cámaras fotográficas compactas, por lo que les dejo aquí mis impresiones al respecto. Ya la había probado lógicamente,  pero era mi primera ruta con ella por lo que cometí algunos errores en su uso. Si estas pensando en comprarte una cámara compacta, mi consejo es que te la compres acuática y punto, yo no lo hice y ahora me arrepiento, y no es que vayas a hacer submarinismo, pero siempre la podrás llevar a la playa, al rio o si te pilla un tormentón podrás sin miedo fotografiar esos penosos momentos de barro y agua. Sin embargo si eres de los que tienes ya una no acuática y no tienes intención de renovarla te puede servir el invento, que sale por poco más de veinte euros. Los problemas que se ven en la fotos y los que no se ven porque los he recortado son por una parte que en la foto sale la carcasa negra del objetivo estanco de la funda, cosa que se puede solucionar parcialmente y si no pues a recortar y otro que hay que quitar las gotas de agua del objetivo porque si no salen borrosas, cosas de novato.

Aunque la ruta no supuso un esfuerzo físico grande, probablemente haya sido de la más fáciles que he hecho, tenía programada una espectacular comida en un restaurante de la zona donde, más que reponer, almacenamos, fuerzas para próximas aventurillas con un menú típico de la zona: queso con jamón, ensalada, arroz caldoso (calentorro) y carne a la brasa a gogo,  tarta y bebidas a granel.

Lógicamente el viaje de vuelta fue una siesta.



Descripción de la ruta


Para llegar al inicio de la ruta si vas en coches particulares podrás aparcar en el cortijo de Los Cárcabos, siendo el pueblo más cercano Royo Odrea y el más conocido Ayna. Como llegar

Antes de entrar en las casas que forman el cortijo tomamos una senda a nuestra derecha que nos va elevando en fuerte desnivel para ir ganando altura y sortear las paredes que conforman el cauce del rio. Este es un sendero tradicional que usaban los paisanos y que nos lleva hasta los cortijos de Los Luisos, donde se enlaza con un camino, pero esto no forma parte de esta ruta.

Este sendero no tiene perdida salvo el momento en que hay que abandonarlo para bajar al rio, es cuestión de intuición y la única señal que ví fue un único montón de piedras, no obstante te puede costar dar un par de vueltas pero al final bajaras al rio. 

Te sirve como referencia una curva cerrada que hace el rio y un paisaje espectacular que conforma junto con unos altivos arboles que creo que eran álamos, estamos en el Collado de las Hoyas. 

En esta explanada cubierta de vegetación exuberante que se forma por los aportes que hace un arroyo desde el “Corral de Cano”, existen unas espectaculares higueras que junto al resto de arboles y matorrales forman un tejado vegetal produciendo una agradable sombra y un lugar ideal para acampar si haces una travesía por la zona, claro está dependiendo de la época, esta es una zona inundable, yo hablo de verano.

Aprovechamos para tomar un aperitivo, por lo hora que es, y tomar las medidas necesarias para introducirnos en el agua. Alguno trajo hasta el neopreno (los guías), pero realmente en verano no hace falta e incluso creo que se disfruta más solamente con el bañador. No obstante para cualquier otra estación imprescindible el traje. Tampoco has de olvidar unos botes estancos donde transportar todos los chismes no acuáticos como GPS, relojes, cámaras fotográficas…

Aunque el guía cabecero (Salva) lo intento, no había suficiente agua para ir tumbado flotando y arrastrado por la corriente, realmente hubiera resultado divertido, pero faltaba agua en la mayoría de los tramos por lo que nos toco ir a patita, eso sí empujados por la corriente todo era más fácil.

No obstante como diversión había que sortear alguna que otra poza o aprovecharla para remojarse, saltar o esquivar arboles caídos en el cauce y alguna roca sumergida que con las algas resbalan y te podían capuzar. 

Todo el tramo del rio es una maravilla paisajística, faunística y botánica, fueron decenas de caballitos del diablo y de libélulas las que revoloteaban a nuestro paso junto con alguna que otra mariposa, pájaros que de vez en cuando se dejaban ver a lo lejos pero que se notaba su presencia sonora y como final de fiesta animal en medio del rio, encima de una rama reposaba o cazaba, vete tú a saber una culebra de agua, inofensiva (ahora que lo he leído) pero que se asemeja increíblemente con una víbora, que no son tan pacificas.

En el tramo por el que fuimos dicen los mapas que existe la “Cueva del Rubio”, no sé si tiene fácil acceso y si este lo es por el rio o por la montaña o si merece la pena, si figura en un mapa supongo que sí. Por lo tanto si vas con tiempo puedes explorar, una alternativa a la ruta. 

Y como fin de fiesta llegamos a una playa fluvial, junto a unas paredes de roca donde los escaladores habían abierto sus rutas, puesto unas maderas para iniciarlas e incluso unas cuerdas para acceder  a las mismas, todo ello fue probado por nuestros más intrépidos compañeros. Pero lo que realmente hizo disfrutar a todo el mundo fue una tirolina que atravesando el rio servía para lanzarse en medio del mismo en espectaculares caídas de todo tipo. Y para los más relajados un baño a contracorriente en un paraje de gran belleza paisajística.



La ruta por agua finaliza aquí, ya que a continuación existe una presa con su correspondiente salto de agua que impide totalmente continuar por el rio. Después de un ratico largo disfrutando del agua atravesamos un campo de futbol oculto por la maleza y bajamos por unas piedras hasta la misma presa donde ya existe un camino que no lleva de regreso a Cárcabos.

Tras las fotos de rigor y saludar a los paisanos que amablemente salen de sus casas ya que son conocidos del guía, nos dirigimos al autobús para cambiarnos y dirigimos al restaurante donde nos esperan para echar el arroz. Ya que comimos muy bien el restaurante era El Segoviano en la localidad de Alcadozo.



Hasta la proxima, nos vemos en el monte,


Guiada por Cristobal (CEX)
Imágenes propias
Imágenes CEX
Imágenes Periku
Imágenes Jose Antonio Armero
Video 1 "Tirolina sobre el Río Mundo"
Video 2 "Corriente del Rio Mundo"
Video 3 "Tirolina sobre el Rio Mundo 2"
Video 4 "En la playa del Rio Mundo"
Track

Presentación de mis imágenes



Datos del GPS