CUMBRES DE CARTAGENA: SENDERISMO
Información sobre las principales montañas del termino municipal de Cartagena, rutas de senderismo y montaña, fotografias, actualidad de las actividadades de los principales grupos excursionistas, ...

Textos e imágenes son propiedad de Cumbres de Cartagen@. Se permite la difusión de los mismos si se enlaza expresamente el contenido de este blog.

Las Fuentes del Taibilla



El río Taibilla nace entre las sierras de Huebras y de Taibilla, en el término municipal de Nerpio, tiene una longitud total de 41 Km y su Cuenca hidrográfica es de 572 Km2, relativamente pequeña pero con grades aportes hídricos. Nace en las serranías más altas de la provincia de Albacete, sierras de Huebras, Las Cabras y Taibilla (Nerpio), con una cuenca de recepción impresionante que se conforma más como un circo glaciar que un valle fluvial. La sierra de Huebras, vierte todas las aguas recogidas hacia el arroyo del valle Huebras que circula por el centro del valle; una multitud de arroyos y barrancos de régimen preferentemente nival canalizan las aguas del Calar Blanco, Calar del Lorito, Calar de Gimeno, Hornillo, Víboras y sobre todo de la Sierra de las Cabras (2081 m) hacia el fondo del valle; y al este la enorme Cuerda de la Gitana, con alturas en torno a 1900 m (Mosquitos, Piedra de Moratalla) también envía sus principales arroyos: Blanco, Aliagosa y  de Las Fuentes a desaguar al mismo curso que recorre longitudinalmente toda esta vaguada fluvial a modo de un gran colector que va recogiendo por ambas márgenes miles de metros cúbicos de agua en muy  corto recorrido.

Aunque su cauce natural llega hasta el Cortijo Nuevo con el nombre de Arroyo del Valle de Huebras, el río toma el nombre de la sierra que según la toponimia su significado seria el de Villa de Octaviculus, diminutivo de Octavius y que fonéticamente evolucionó de la siguiente manera: Octavicula- Octaivela – Taybaiya (árabe) – Tayviella – Taibilla. No obstante en la aldea de Pedro Andrés se apropian del nombre y es conocido popularmente como río de Pedro Andrés. 

Desde la localidad de Pedro Andrés, cerca de la capital del municipio (Nerpio) del río y Sierra del Taibilla, iniciamos la  ruta que nos adentra en una intrincada red de drenaje de las sierras adyacentes de Las Cabras, Talón o Taibilla que abastecen de recursos hídricos al río a través de barrancos y ramblas que en una corta distancia salvan un gran desnivel. De hecho la máxima altura de la provincia de Albacete Las Cabras – Atalaya (2081m) se encuentra a escasa distancia y toda la parte norte de la sierra aporta caudal, estando todas estas ramblas reguladas mediante pequeños diques que evitan las riadas y la colmatación del pantano.



Aunque todo el entorno aporta agua al Taibilla y por tanto a los grifos de gran parte de las poblaciones del sureste español y en especial a Cartagena, cuyo canal de abastecimiento supuso la posibilidad de crecimiento tanto en población como industrialmente, lo cierto es que una de esas fuentes recibe el honor de ser el nacimiento del río. No es nada espectacular simplemente un estanque de agua bajo una roca y junto a nogales, como no podía ser de otro modo, donde se inicia un arroyo que baja entre campos de cultivo y noguerales hasta Pedro Andrés donde recibe el aporte de más arroyos. Salvando la distancia y los tamaños tiene un nacimiento tan discreto como el Río Segura.

ENLACES a la historia de los Canales del Taibilla:

A unos centenares de metros de dicho lugar se encuentra la denominada “Solana de las Covachas”, cuyo nombre evidencia su posición sur y las formaciones de pequeños abrigos en los que los niños prehistóricos, en ausencia de sus padres, garabatearon todas las paredes. Bromas aparte, se trata de un conjunto de abrigos con pintura rupestre levantina y esquemática declarada patrimonio de la humanidad por la UNESCO bajo el sitio Arte Rupestre del Arco del Mediterráneo de la Península Ibérica. Se pueden observar figuras humanas en soledad o por parejas, con escasas escenas grupales de caza. Su visita se hace con guía y previa cita, estando todo el entorno amurallado y cercado para evitar el expolio del mismo. Nos comentaba la guía que este espacio era utilizado como refugio de pastores y que incluso un familiar suyo hizo hogueras para protegerse del frío pensando que eran obra de niños los dibujos y sin darle mayor importancia a los mismos, hasta que un profesor del pueblo los descubrió y fueron puestos en valor. Pero como una imagen vale mas que mil palabras te pongo un video que es usado para dar a conocer este enclave a escolares.




Además de la Fuente del Taibilla visitamos otros entornos hídricos que sirven para dar caudal al río, así en una junta de diversas ramblas se encuentran la fuente Prado de las Yeguas y la de los Arenalejos, situadas en un entorno presidido por dos árboles monumentales, un álamo gigantesco justo en medio de la rambla y un tejo más tímido situado entre rocas y que da nombre a una pequeña cueva que existe en el entorno, aunque su localización y acceso no es fácil. 

Y una vez llegados a Cañadas de Abajo, recorrimos íntegramente el Arroyo de Toñido, que aunque casi seco también aporta sus aguas al río en las proximidades del Cortijo Nuevo. Salvo por la escasez hídrica este es un entorno natural espectacular y desde un sendero que va a escaso metros del cauce podrás observar farallones rocosos donde diversas clases de aves tienen sus refugios, magnificas pinadas y carrascales entre las que destacan los colores ocres de los nogales, álamos y fresnos en las proximidades del arroyo. Incluso el nacimiento de Toñido tiene forma de cascada, lastima el escaso caudal que portaba en esta ocasión. 



Diversas fuentes hacen sus aportes a este arroyo como son: Pradera de la Cañada, Gea, Montañez o de las Zorras, lo que nos da una idea de la gran aportación que estos lugares hacen en forma de caudal al río Taibilla, al existir tantos manantiales tan próximos.  

Y tal vez para algunos el gran aliciente de realizar esta ruta sea la oportunidad de ir recolectando nueces al mismo tiempo que se camina, llegando incluso hasta el hastío. Otros sin embargo, más etéreos disfrutaran de los colores ocres del otoño. 



DESCRIPCION DE LA RUTA

La ruta es circular desde la localidad albaceteña de Pedro Andrés. Enlace al Inicio

Tramo I. Pedro Andrés – Nacimiento del Río Taibilla: 3,200 Km

Salimos por la pista que hay detrás del Hostal en dirección sur para dirigirnos al paraje de la Ventana de los Enamorados y seguir a los Cortijos de Isidoro, los cuales atravesamos y continuamos unos metros para seguir por un sendero a nuestra izquierda.  Caminamos por los limites de campos sembrados rodeados de nogales, hasta llegar al Cortijo de la Noguera. En un paseo bucólico rodeados de estos gigantes y teniendo la referencia de la pista a nuestra izquierda llegamos a una balsa donde se produce el primer acopio de agua. Destaca un inmenso nogal de grandes dimensiones solo abarcable en su totalidad con la vista una vez que se remonta la pista. 

Tras subir una cuesta por la pista llegamos al Conjunto de pinturas rupestres de la Solanas de las Covachas. Tras la visita guiada continuamos la ruta para llegar a la Fuente del Taibilla, un pequeño nacimiento de agua que da lugar al río, entre otros muchos nacimientos de las cercanas sierras. 




Tramo II. Fuente del Taibilla – Tejo de las Yeguas: 3,200 Km

Continuamos en dirección sur por la pista que brevemente hemos abandonado para buscar la fuente, que lógicamente estaba rodeada de nogales. Terminada la subida el camino nos lleva hasta el Cortijo de Las Yeguas, una inmensa planicie agrícola, que en este momento se encontraba en barbecho, siendo espectacular cuando las lluvias la convierten en una interminable pradera verde.  Aunque el cuerpo te pide atajar la pista debes en todo caso dirigirte al ángulo opuesto ya que el resto se encuentra vallado y solo por la pista se puede salir de la finca. 

Aquí la pista comienza a desparecer y el agua en su descenso la ha roto con grandes socavones para finalizar en una junta de hasta tres ramblas, presidida por un espectacular álamo en el mismo centro del cauce y que ha soportado las avenidas de forma admirable. Este paraje tiene el nombre de Tejo de las Yeguas por la presencia de un Tejo de no muy grandes dimensiones, junto con la denominada Cueva del Tejo y diferentes manantiales que brotan en el mismo: Arenalejos o Prado de las Yeguas. 



Tramo III. Tejo de las Yeguas – Cañadas de Abajo: 4,2 km

En este tramo se concentra la única dificultad de la ruta. Continuamos en dirección sur por el cauce de una de las ramblas siguiendo una manguera que recoge el agua de los nacimientos que hay montañas arriba.  Todo un placer para el senderistas recorrer este cauce rodeados de figuras pétreas que solo tu imaginación conseguirán asimilar con la realidad: dinosaurios, chimeneas, dedos, lagartos, caras ... En esta ocasión el cauce solo contenía una pequeña cantidad de agua verdosa pero en época de lluvias puede ser peligroso transitar por el mismo. 

Llegado a un punto el continuar por la rambla se complica por la necesidad de realizar trepadas, a la vez que se va cerrando y por tanto complicando la salida de la misma por lo que monte a través salimos del cauce en el tramo más sufrido. 

Nos encontramos en la Sierra del Talón y una vez que salimos de la rambla tenemos frente a nuestras vista la altiva Sierra de las Cabras, máxima altura de la provincia de Albacete, flanqueado su geodésico por el Cagasero a la derecha y los Cancarines a la izquierda. 

Una pista nos lleva  en dirección SO y al llegar a un cruce de caminos podemos observar las casas de Cañada de Abajo a las cuales llegamos entre lindes de bancales y nogaleras. 



Tramo IV. Cañada de Abajo – Pedro Andrés: 9 km

Este tramo esta presidido por el Arroyo de Toñido, en cuyo nacimiento fruto de varios arroyos se puede ver una cascada cerca de la población siempre y cuando que lleven agua suficiente. En esta ocasión estaban secos por lo que ni nos acercamos a la misma. 

Junto al Barranco de la Tejera y bajo nogales sacudidos por rachas de vientos nos acomodamos para reponer fuerzas no sin sufrir algún que otro ataque  aéreo en forma de nuez sobre nuestras cabezas. 

Por un sendero volado bajamos al cauce del arroyo, no obstante si no te gustan los riesgos innecesarios puedes eludirla por un sendero que sale del pueblo.  El sendero es una maravilla en el que podrás disfrutar de los colores del otoño de los nogales que hay a lo largo de su cauce, de espectaculares cortados rocosos y acompañados del sonido de las diversas aves que viven en este espacio. En este ultimo aspecto debe de ser muy conocido ya que nos encontramos a todo un ornitólogo de poblada barba y prismáticos en mano en el camino. Lamentablemente solo falto la presencia del agua para completar un idílico paseo senderista, dándome motivos suficientes para volver en primavera. 

En el paraje de Cortijo Nuevo se producen la junta del arroyo con el río Taibilla, aunque las mismas están rodeadas de cultivos y vallas  que hacen complicado su visión. Un camino rodea por abajo el cortijo, aunque finalmente termina sacándote a la carretera por la cual deberás transitar un corto tramo para de nuevo por una pista regresar a Pedro Andrés y poder celebrar en la terraza New Age del Hostal la ruta. 



                                    Nos vemos en el monte, y ¡Tengan cuidado ahí fuera!



DATOS DEL GPS





MIS IMÁGENES