CUMBRES DE CARTAGENA: SENDERISMO
Información sobre las principales montañas del termino municipal de Cartagena, rutas de senderismo y montaña, fotografias, actualidad de las actividadades de los principales grupos excursionistas, ...

Textos e imágenes son propiedad de Cumbres de Cartagen@. Se permite la difusión de los mismos si se enlaza expresamente el contenido de este blog.

La Salvaje Fausilla: Integral por sus cumbres



En apenas tres años esta Sierra de la Fausilla, ha pasado de ser despreciada por mi, dada su situación en pleno centro contaminante, industrial, minero, degradado y deposito de residuos de todo tipo, a ser una de mis zonas favoritas de las montañas de Cartagena. En este tiempo la he recorrido poco a poco para conocer la mayor parte de sus rincones, he leído lo poco que de la misma hay escrito y sobre todo me propuse recorrerla por sus cumbres, ya que eran los lugares mas inaccesibles y con mejores vistas, y por las que todo el mundo decía que era imposible transitar, fundamentalmente por la masiva presencia de la “Genista scorpius”, la aliaga, enemiga de los senderistas, y que tantas heridas nos provoca cuando nos acercamos más de la cuenta. 

Con el animo de no repetirme en exceso aquí os dejo los enlaces a las crónicas de las anteriores visitas a esta sierra:

Una vez realizadas hasta dos previas de la esta ruta, partiendo su recorrido en dos tramos, ya solo quedaba tomar la decisión de si invitar a los compañeros del club a que la realizaran. Era una cuestión difícil, ya que un guía sin titulación y sin mucha experiencia en montañas complicadas tenia que hacerse cargo de llevarlos por esta salvaje sierra y sobre todos traerlos de nuevo con los mínimos daños posibles, ya que inmaculados es casi imposible terminar. En un arrojo de valor, fruto de una noche de desenfreno, me atrevo a programarla, ahora surge la incógnita, con la descripción detallada de todas las posibles dificultades que tiene ¿se apuntará alguien? Y la verdad es que no me esperaba a más de diez aventureros, pero finalmente incluso superamos el doble de dicha cifra, siendo en total 23 los “locos de la Fausilla”. Conviene matizar que, afortunadamente, nos acompañaron algunos miembros montañeros del club, a los que tal vez les resultaran exageradas mis advertencias y a mi me sirvieron para realizarla más tranquilo, ya que si surgía cualquier incidente tenia a mi lado personas con más experiencia en la montaña.

En esta ocasión el titulo de la crónica lo tomo prestado de la observación que uno de los participantes realizó, calificándola como una ruta salvaje.  Por tanto, si has llegado hasta aquí buscando rutas para hacer por Cartagena, esta no es senderista. Según mi GPS (teléfono) fueron un total 15 Km. con un desnivel positivo de 984 m. y realizados a lo largo de 8 horas y 20 minutos. Con estos datos tal vez pienses que estas capacitado para hacerla, sin embargo su gran dificultad no estriba en la longitud, en el desnivel o en el tiempo para realizarla sino en el tipo de trazado por el que hay que andar y las dificultades que tienes sortear y que son:

“Genista scorpius”, el nombre en latín ya solo amedrenta, finamente dicho, siendo sin duda el mayor inconveniente que vas a tener para progresar por estas montañas. Hay zonas que se encuentra totalmente cubiertas y por las que nos fue imposible transitar como son los picos menores del Cabo del Agua, obligándonos a retroceder, no sin sufrir sus caricias al bajar por un barranco, no obstante se puede evitar este tramo si retrocedes totalmente hasta la pista. En el Barranco de la Fausilla, justo debajo del Ojo del Cabezo del Moro también hay una enorme plantación y finalmente el paso desde el Cabezo del Sombrero a la Morra Alta igualmente se encuentra cubierto de la dueña de la Fausilla: “La Aliaga”. A pesar de que ahora mismo la odiemos, creo que merece la pena conocerla un poco mas:

“Arbusto de hasta 2 m, con ramas intrincadas, espinosas, de coloración negruzca. Hojas alternas que presentan un único foliolo, de hasta 9 mm de longitud, con estipulas. Flores en grupos de 2-3, que surgen de las proximidades de las estipulas de las hojas, papilionadas, de cinco piezas amarillas, con estandarte de hasta 9 mm, obovado, algo escotado en el extremo. Fruto de tipo legumbre, de hasta 35 mm, aplanado, de márgenes gruesos y 1-7 semillas.
Hábitat y distribución:  Planta del Mediterráneo occidental, que se distribuye por el sur de Francia, Península Ibérica y puntualmente en el norte de África (contadas localidades de Marruecos). En la Región de Murcia se conoce de la mitad norte, común en la comarca del Noroeste, elemento de la vegetación de los de matorrales, ribazos de cultivo y orlas de bosque del interior de la Región, que además coloniza pronto los cultivos muchos años en barbecho.
Observaciones:   La floración de la aliaga es muy explosiva, a finales de abril los matorrales de Moratalla y Caravaca se tiñen de amarillo, coincidiendo con el comienzo de la máxima actividad de los insectos, pasados ya los días fríos, habituales y muy continuos desde el principio del año: las aliagas en flor son signo inequívoco de la llegada del buen tiempo. El híbrido de Genista scorpius con Genista mugronensis (Genista xsegurae) ha sido citado en diversos puntos del Noroeste (Venta Cavila, río Moratalla).
    En la costa se presenta una especie similar, de parecida ecología, pero más termófila, e idéntico nombre común. Se trata del iberoafricanismo “Calicotome intermedia”, presente en la Península ibérica sólo en la Región de Murcia, en las sierras de Cartagena, desde el Cabo Tiñoso al Cabo de Palos. Esta aliaga domina amplias superficies, sobre todo aquellas afectadas por incendios, que las hacen proliferar; la maraña intrincada y cerrada que forman es prácticamente impenetrable y deja severos arañazos en brazos y piernas de quienes se atreven a atravesarla.
En las sierras litorales y prelitorales, principalmente se encuentra otra aliaga formando parte los matorrales, la genista de Jiménez (Genista jimenezii), endémica del sureste ibérico y con localidad clásica en la Región de Murcia: "Montes de 'El Morteral', cerca de la costa, entre las piedras y en las grietas de las rocas. 31 de Marzo de 1901. Cartagena (Fr. de Paula Jiménez)" Fuente: regmurcia.com

Advertidos de la atracción de esta planta por los seres humanos vinieron perfectamente pertrechados con guantes, gafas, mangas y pantalones largos por lo que los daños, que los hubo, fueron menores y sobre todo en el material. En dos rutas por la Fausilla he tenido que poner suela nueva a las botas y tirar unos pantalones a la basura, por lo que no sale barata la visita a esta sierra.



Caminar fuera de sendero o monte a través, aunque esto solo afectaría estrictamente al tramo central desde el Cabo del Agua hasta la cima de la Morra Alta, teniendo que intuir los pasos más asequibles por los roquedos y cuidar por donde pisas para no tropezar o caer. Aunque hubo varios “descansos involuntarios en el suelo” ninguno tuvo gravedad y solo uno requirió de administración farmacéutica, por lo que se ha de extremar la precaución en estos tramos monte a través. Especialmente conflictivo resulta bajar del Cabezo del Sombrero por lo inclinado de la pendiente, la existencia de pedrera y lo cerrado del matorral, todo ello se agrava en periodos de humedad que hacen aun más penoso el progresar, sin que debas tener reparos en arrastrarte por el suelo en algún momento.



Las trepadas.  No son ni muchas ni difíciles, siendo la de mayor importancia la que accede a la arista de la Morra Alta, aunque esto tal vez suponga un aliciente para muchos en lugar de un inconveniente.



El desnivel positivo y negativo a superar ronda los 1.000 m. y aunque se realiza en tres tramos discontinuos, dándote un respiro para recuperar fuerzas, va progresando de menos a más y la subida más importante a la Morra Alta se hará cuando más cansando estas por lo que debes regularte las fuerzas y tomártelo con calma sino quieres un sobreesfuerzo para tu “patata”. 



Aislamiento. La zona se encuentra totalmente separada de la civilización por el mar y por la refinería de petróleo, no habiendo pistas ni caminos, por lo que un accidente, por muy leve que sea, que te impida andar puede suponer un grave contratiempo. Me comentan que hace unos años en la zona de la Morra Alta se fracturó una pierna un excursionista que tuvo que ser rescatado por helicóptero, por tanto precaución y estar asegurado – federado, resultan imprescindible para este tipo de rutas.



Acantilados de vértigo. Pasaras por zonas donde una caída resultará fatal, con una altura hasta llegar al mar de más de 300 m. por lo que se requiere extrema concentración y sobre todo sensatez a la hora de aproximarte a los mismos o hacerte fotografías. Sin embargo no existe ningún lugar que te provoque vértigo salvo que lo busques aproximándote a los cortados.



La procesionaria del pino (Thaumetopoea pityocampa) fue una invitada especial que vino a esta ruta sin estar previsto. En las escasas zonas boscosas que hay en la ruta, los pinos se encontraban plagadas, no ya de bolsas, sino de los gusanos en sus ramas, por lo que al pasar junto a ellos podían caer en tu cuerpo, con las graves consecuencias que ello tiene. Creo que todos salimos indemnes, pero a más de uno nos los tuvieron que quitar de encima. Como surgió el tema de conversación sobre el desarrollo de las mismas y sus fases aquí os dejo información:

“Los individuos adultos en forma de mariposas se aparean en verano. La hembra pone sus huevos sobre las copas de los árboles, formando puestas muy características en forma de espiral alrededor de una o dos acículas. Entre 30 y 40 días después  nacen las orugas (generalmente en los meses de septiembre-octubre), que pasarán por cinco estados larvarios que en zonas frías pueden llegar a durar hasta ocho o nueve meses.
Las orugas tienen comportamiento social, de modo de durante toda su vida larvaria establecerán interacciones cooperativas normalmente con sus hermanas de puesta. También de forma general, desarrollarán toda su vida larvaria sobre un mismo árbol, y solo lo abandonarán para hacer la procesión de pupa o bien para buscar un pino contiguo si han agotado la totalidad de las acículas del pino donde nacieron (esto solo ocurre en pies de muy pequeño porte o cuando hay varias puestas sobre un árbol de no mucho porte). Inmediatamente después de eclosionar y salir las larvas empiezan a alimentarse de las acículas de los árboles (género Pinus principalmente), produciendo su defoliación. El principio, por su tamaño y actividad el nivel de alimentación y la defoliación es moderada. Desde el primer estadio larvario, las colonias de orugas construyen conjuntamente pequeñas bolsas de seda con función de refugio colectivo.
A partir del tercer estadio larvario las orugas construyen sobre los árboles unos bolsones mucho más densos y conspicuos, en los que pasarán el invierno. En ellos pasan los periodos diurnos y salen para alimentarse al atardecer. En el quinto estadio larvario las orugas son tremendamente voraces. Tras alimentarse durante unos 30 días, entre febrero y abril, las orugas en esta última fase descienden al suelo desde los árboles, en características filas indias (de ahí su nombre común de "procesionarias"). Se desconoce la causa pero está comprobado que es siempre una hembra (una larva que originará un adulto hembra) la que guía la procesión. Finalmente se entierran en el suelo, donde pasan a la fase de pupa o crisálida. En verano las crisálidas hacen eclosión, y surgen las mariposas cuyo periodo de vida es muy corto (entre uno y dos días), que se aparean, comenzando de nuevo el ciclo. Es en esta última fase del ciclo donde las trampas de feromonas son efectivas.” Fuente Wikipedia.

Y tanta dificultad ¿merece la pena? Un día haciendo la Ruta de los Carabineros por la Fausilla soñé poder recorrer sus cimas, por lo tanto cumplir un sueño siempre merece la pena. Siendo un poco más objetivo, las vistas de nuestro litoral más agreste merecen por si solas realizar la ruta, pudiendo observar acantilados que caen verticalmente al mar. A esto hay que unir las caprichosas formas que la erosión ha formado en la Sierra, como las agujas del Cabo del Agua o La Fausilla, las oquedades de la fachada marítima, el agujero del Ojo del Cabezo del Moro o las caprichosas formas de los Picos de Barrionuevo, lugar en donde destaca la piramidal silueta de la Morra Alta presidida por su punto geodésico para indicarnos que es la mayor altura de la Sierra de la Fausilla (364 m).



Visitar los restos del Puesto de Mando “Posición X”, la batería del Cabo del Agua, Aguilones o Conejos o el cuartel de Carabineros de Portman también pueden ser de tu agrado, sin ser el motivo principal y cuya visita pueden demorar excesivamente la ruta.



Y para terminar, pese a la resistencia de algún miembro “insurrecto”, (Zar, que fue de Rusia) visitar la amenazada playa del Gorguel, con su Rambla del Avenque  y los restos de instalaciones mineras son un bonito final para estirar los músculos después de una exigente ruta por las montañas de Cartagena, antes de que la maquinas hormigonen todo el entorno, si Dios, Europa o un nuevo gobierno  no lo remedian.



Si lo tuyo es la botánica también te puedes entretener en buscar la manzanilla de escombreras o la Jara de Cartagena, que junto con la especie de Aliaga que nos atacó son endemismos iberoafricanos de la zona que solo habitan en este trocico de la península.





DESCRIPCIÓN DE LA RUTA

Desde el Puerto de Escombreras subimos por la pista a las baterías de Aguilones y Conejos, sin visitar en esta ocasión por falta de tiempo, para seguidamente coger el GR92 hasta la zona de la antigua yesera. En este punto un tapado sendero se desvía hacia la izquierda para comenzar a remontar la falda de la Peñarroya. Hacemos su cumbre, por capricho mío, ya que no tiene mayor interés, teniendo en la misma el primer contacto con las afiladas agujas de la genista.

Algunos compañeros, junto con el guía de cola me abandonaron en este punto y siguieron por el sendero  que a media ladera hay hasta llegar a la pista que baja de las antiguas instalaciones militares con la finalidad de ahorrar fuerzas, es una opción. El grupo visitó el Puesto de mando X de las baterías de Costa próximas y que esta unido por pista con los antiguos polvorines ocultos en la umbría de la Sierra de la Fausilla junto a la valla de la Refinería. Posteriormente y tras un breve paseo por la pista hacemos la cumbre de los Picos del Agua, pudiendo disfrutar de una vistas espectaculares tanto en la horizontal hacia el infinito mar  como en la vertical hacia la línea de costa, sirviendo de adelanto de lo que la ruta será a partir de ahora, rocas, aliagas y cortados.

Esquivando las aliagas como podemos bajamos de nuevo a la pista por un barranco, esta opción se puede saltar volviéndola a coger por el mismo camino de ida. A pesar de que esperaba reagruparnos en el Cabo del Agua los compañeros han decidido seguir ya que se conocían la ruta de la previa y así iban a su ritmo, nosotros aprovechamos el lugar para almorzar. 

Aprovechando los conocimientos de Luis seguimos unos metros por el GR para llegar a la zona de repoblación fallida y así evitarnos una empinada subida, en este punto desaparece el sendero y no queda más remedio que hacer un to tieso p’arriba por la ladera de la Sierra de la Fausilla. A lo lejos veo a los compañeros en la cima de la misma, hacemos la cumbres y bajamos al Cabezo del Moro. Sorprendentemente muy pocos deciden subir al ojo, siguiendo la ruta. Como me había quedado haciendo fotografías todos se van con Nicolás a comenzar la subida de los Picos de Barrionuevo.

Por fin, bajo el Pico del sombrero, nos reagrupamos todos, bueno eso pensaba yo, ya que según me comentan algunos han decido dar por terminada la aventura y han continuado por el GR evitando los temidos Picos de Barrionuevo. Aunque el hambre aprieta prefiero comer una vez superado el ultimo obstáculo por lo que bajamos la inclinada ladera del sombrero hasta llegar a la horizontal de los roquedos de la arista de la Morra Alta, por donde con una sencilla trepada subimos a la misma y esta nos lleva, no sin esfuerzo al Geodésico. 

El resto de la ruta es un placido paseo senderistas bajando de la Morra Alta al Cuartel de Carabineros de Portman, de ahí a la playa y de esta remontamos la Rambla del Avenque hasta llegar a la carretera donde el autobús nos recoge para dar por terminado un magnifico día cuasi veraniego, eso sí después de recuperar fuerzas con agua de cebada. 



Nos vemos en el monte, y ¡Tengan cuidado ahí fuera!


Fecha: 3/1/2016
Organizada por: 
Web - Facebook - Grupo


PRESENTACIÓN DE MIS IMÁGENES

DATOS DEL GPS

Hora Inicio: 01/03/2016 08:31
Hora Fin: 01/03/2016 16:50
Distancia recorrida: 14,7km (08:19)
Tiempo en movimiento: 03:00
Velocidad media: 1,8km/h
Vel. en Mov.: 4,9km/h
Velocidad Máxima: 7,7km/h
Altura Mínima: -62m
Altura Máxima: 297m
Velocidad Ascenso: 250,2m/h
Velocidad Descenso: -234,4m/h
Ganancia Altitud: 984m
Pérdida Altitud: -843m
Tiempo Ascenso: 03:56
Tiempo Descenso: 03:35