CUMBRES DE CARTAGENA: SENDERISMO
Información sobre las principales montañas del termino municipal de Cartagena, rutas de senderismo y montaña, fotografias, actualidad de las actividadades de los principales grupos excursionistas, ...

Textos e imágenes son propiedad de Cumbres de Cartagen@. Se permite la difusión de los mismos si se enlaza expresamente el contenido de este blog.

Camina 10000 pasos de La Manga a Cabo de Palos



Excepcionalmente, y sin que sirva de precedente, la siguiente ruta sigue exhaustivamente el sendero oficial SL-MU 14, de carácter urbano en la mayor parte de su recorrido, no obstante contiene elementos naturales a su alrededor que hacen interesante y aconsejable su recorrido, como  son Las Amoladeras, Islas Hormigas o las Calas de Cabo de Palos.

Un SL “Sendero Local”, es un sendero de pequeño recorrido, menos de 10 Km., sin dificultad técnica alguna y apto para realizar por la mayoría de la población sin preparación alguna y que sirve para llevarnos a lugares de interés no sólo natural sino cultural, etnográfico, religioso, histórico, etc. En esta ocasión ha sido bautizado como el sendero “Camina 10.000 pasos” (SL-MU 14) en alusión a su distancia aproximada (entre 7 y 8 Km.) y a su finalidad de promover la práctica del ejercicio moderado acercando la practica del senderismo al núcleo urbano.

Esta ruta resulta un paseo al alcance incluso de los más pequeños de la casa y por tanto sirve de iniciación para los que deseéis comenzar en el mundo del senderismo, con la posibilidad de abandonar en cualquier momento si las fuerzas os fallan o reponer líquidos en los innumerables establecimientos que tendrás a tu lado. Aunque sin riesgos aparentes, se debe evitar su realización en época estival y con altas temperaturas, dejándola para la primera hora o al atardecer o en otras estaciones. En todo caso imprescindible la protección del sol y del calor, pudiendo darte baños por las innumerables playas y calas por las que discurre y extremando la precaución en las zonas de acantilados.

Principales hitos que podrás encontrar:

Las Amoladeras



Se trata de un espacio protegido en primera línea de playa por los restos arqueológicos encontrados en los mismos y sobre los que se hacen actuaciones de reforestación, a fin de conseguir la regeneración de un espacio de dunas sobre el que crece una peculiar clase de flora adaptada a la aridez, humedad y características del suelo, como el cuernecillo de mar (Lotus creticus), el barrón (Ammophila arenaria), la siempreviva amarilla (Helichrysum stoechas), la azucena marítima (Pancratium maritimum) o el cardo marítimo (Eryngium maritimum).

Este pequeño espacio es una muestra de lo que un día fue la lengua de tierra de La Manga hoy hormigonada para su aprovechamiento turístico, y con mil problemas urbanísticos fruto de políticas expansivas y dejadas en manos de especuladores privados, donde primaba el negocio a la sostenibilidad, calidad de las instalaciones y respeto por el Medio Ambiente, habiendo creado un enjambre que no beneficia al sector turístico y que genera innumerables problemas al residencial. Un ejemplo de lo que no se debe de hacer con una joya turística. 

Su nombre proviene inequívocamente de los restos hallados de un conjunto de ruedas de molino para moler cereal y que se sitúan en la misma playa y debajo del agua, pudiéndose tratar de la existencia de un taller donde se trabajaba la piedra, habiéndose documentado un poblado Eneolítico, de transición de la Edad de Piedra a la Edad de Bronce, de hace unos 5000 años.

En su privilegiada situación junto a una laguna de agua dulce (actuales salinas de Marchamalo) y con facilidad para encontrar alimento tanto del mar como de la tierra, se han localizado hornos, cerámica, silex de piedra, conchas, fondos de cabañas, molinos... por las excavaciones realizadas por el profesor Javier García del Toro durante los años ochenta.

Este espacio se encuentra hoy protegido como Bien de Interés Cultural desde el año 2002 y goza de protección Medio Ambiental en el Plan de Islas y Espacios Abiertos del Mar Menor.

Así mismo el yacimiento arqueológico situado en el entorno del Faro de Cabo de Palos ha sido declarado Bien Catalogado de interés Cultural en el año 2010. Se trata de  un establecimiento dedicado a actividades productivas y comerciales fechado en época tardorrepublicana (siglos II-I antes de nuestra era), con pervivencia hasta época altoimperial (siglo II de nuestra era). Mas información sobre este yacimiento 


Faro de Cabo de Palos y otras edificaciones.



Es poco habitual en rutas de senderismo tratar el tema de la arquitectura, pero que duda cabe que un elemento tan singular y que identifica todo el entorno, como es el Faro de Cabo de Palos, merece una especial mención. Como ya señalé en otra crónica su nombre tiene origen en el cercano Mar Menor ya que Palos deriva de "Palus" que en latín significa laguna. 

Situado en la Punta del Cabo de Palos, estribación última antes de entrar en el mar de la Sierra Litoral que recorre la costa de Cartagena, a la modesta altura de 32 m. tuvo que ser elevado unos 50 m. para dirigir un dominio de más de 20 millas náuticas a la redonda, dando lugar al imponente edificio. 

Se terminó su construcción en el año 1864 sobre una antigua torre renacentista que fue derruida, bajo la dirección del Ingeniero Jefe D. Juan Moreno Rocafull, e iluminado por primera vez el 31/01/1865 con una lámpara que usaba aceite de oliva. Tiene elementos decorativos del incipiente modernismo de la época como el capital de la torre y la moldura formada por una cornisa sostenida por ménsulas. 

Además del Faro si nos gusta la arquitectura podemos ver las primera construcciones que se hicieron en La Manga en el inicio de la misma, como es la Urbanización y Torre Hexagonal, el hotel Entremares y su cercana zona comercial y Las Urbanizaciones Cubanitos donde fácilmente se puede ver el estilo predominante en los años 60 y 70.

Tampoco hay que perderse las pocas construcciones tradicionales que aún siguen en pie, algunas mal rehabilitadas, en la Playa de Levante de Cabo de Palos y alguna otra en la playa de Poniente, y que nos llevan a los tiempos donde comenzó el boom turístico, siendo esta una zona de personas de alto poder económico. 


Calas de Cabo de Palos



Cabo de Palos tuvo ocupación desde la prehistoria como hemos visto, estando documentada la existencia de un templo en honor de Baal Hamon, pasando en época romana a la adoración del Dios Saturno. Poblado de pescadores durante el reinado de Felipe II se construyó una torre vigía para defensa de las incursiones berberiscas, siendo sus alrededores una trampa para las embarcaciones, por lo que son innumerables los hundimientos acaecidos, estando localizados pecios y siendo el más notable el naufragio del trasatlántico italiano “Sirio” en 1906 con inmigrantes que se dirigían hacia América del Sur.  También fue testigo de la mayor batalla naval de la Guerra Civil el 5 de marzo de 1938.


La parte de levante esta presidida por una amplia playa con el mismo nombre y que plácidamente nos lleva desde La Manga hasta la misma base del Faro en un paseo a lo largo de varios kilómetros de playa, únicamente interrumpido en las proximidades del promontorio, por las pequeñas Calas de Hierro, Escalerillas y Cunas, hoy con sus accesos urbanizados por un paseo marítimo.

Sin embargo la parte de poniente es más salvaje y un poco menos urbanizada, siendo sus calas mucho más atractivas con pináculos de color oscuro saliendo del mar y otras formas erosivas mucho más escarpadas que en días de fuerte marejada y niebla dan un tono siniestro al entorno.  Todo un placer para la vista y demás sentidos el caminar por un sendero junto a estos acantilados, que mirando al mar casi no nos percatamos del urbanizado pueblo. 

La Playa de la Calafria es lugar para el buceo y el baño tranquilo junto al faro, dando paso al Islote del Pajar Grande, Cala del Muerto, Canto Colorado, Cala Mayor y Playa del Cura. Al salir de esta volvemos a la ruidosa civilización presidida por la conocida Playa de La Barra, donde la presencia de innumerables restaurante, el puerto o la pescadería hacen que volvamos al bullicio de la civilización. No obstante siempre te darán la oportunidad de disfrutar del típico caldero, recomendable esta opción fuera de la temporada veraniega. en los luminosos y soleados inviernos o primaveras. 

Si este entorno te gusta mucho puedes ampliar la ruta y llegar hasta Cala Reona recorriendo más calas de parecido aspecto como son Medina, Flores o Descargador. 


Islas Hormigas



Lógicamente en una ruta no podemos caminar sobre las aguas como un “Jesucristo senderista”, por lo que nos tenemos que conformar con su visión desde el faro. No obstante sus valores naturales y sus trágicas historias de naufragios se merecen nuestro conocimiento y para los más atrevidos su visita en alguna de las excursiones submarinas que los clubs instalados en la zona realizan a las mismas. 

Este archipiélago formado por la isla de la Hormiga y por la del hormigón fundamentalmente, contiene en la primera un pequeño faro de planta circular que sirve de apoyo al de Cabo de Palos. 

Este faro llegó a estar ocupado por un farero hasta que en 1869 un fuerte temporal derribó los muros de contención del edificio arrebatando la vida de su esposa y sus tres hijos, por lo que nadie volvió a habitar allí, reconstruyéndose aun mas fuerte siendo visibles sus muros a simple vista. 

La reserva marina de Cabo de Palos e Islas Hormigas es un espacio natural submarino protegido desde el año 1995, que está incluido en la Red Natura 2000 como LIC con la denominación de “Franja Litoral Sumergida de la Región de Murcia". Su extensión es de unos 19 km2 situada entre Cabo de Palos y las Islas Hormigas.

La reserva marina cuenta con dos zonas de protección, una integral donde está prohibida cualquier actividad y otras en las que se permiten actividades restringidas tales como el buceo recreativo o el paso de pequeñas embarcaciones a motor. 

La protección viene dada por el magnífico estado de conservación de sus fondos y su gran variedad biológica, destacando las praderas de posidonia que protegen los fondos marinos y las colonias de corales, lugares donde encuentran refugio una gran cantidad de especies vegetales y animales que son admiradas por cientos de visitantes submarinos. Aquí os dejo un video demostrativo.








DESCRIPCIÓN DE LA RUTA


El punto de inicio y final se encuentra en la Gran Vía de La Manga, junto al aparcamiento del Centro Comercial que existe frente al Hotel Entramares, fácilmente localizable por la presencia de cartelería, con explicación de la ruta y plano. 

En una interminable recta saldremos de La Manga para llegar a Cabo de Palos, girando a nuestra izquierda en el cruce de Las Dunas para dirigirnos hacia la Playa de Levante. Toda la ruta se encuentra señalizada, no obstante entre el mobiliario urbano es fácil no ver las señales si se quiere seguir exactamente la ruta propuesta. Sirva como anécdota que el propio track que incluye la Federación en su página web se salta un trozo de paseo marítimo de la playa de levante, muy probablemente porque no vieron las señales puestas sobre el bordillo.

Llegamos al Faro deleitándonos con las vistas infinitas del mar sobre las que destacan la Isla Grosa y las Hormigas. Continuamos bajando hacia la Playa de la Cala Fría y comenzamos la zona más agreste y espectacular por las calas. Mucha precaución al acercarnos al borde los acantilados no debiendo sobrepasar los pasamanos instalados ya que el mar ha erosionado los mismos quedando colgados en el aire y con claro peligro de derrumbe. Si vamos con tiempo suficiente podemos incluso bajar a alguno de ellos por accesos habilitados e incluso bañarse y bucear. 

Al llegar al Paseo de la Barra de nuevo el turismo nos apabulla sorteando el puerto deportivo y por la iglesia llegar a un parque que atravesamos en diagonal para salir de nuevo al cruce de Las Dunas y regresar al punto de salida. 

No se el motivo de proponer esta repetición larga y tediosa de la carretera que une Cabo de Palos y La Manga, siendo un habitual de la zona, os propongo bien a la ida o bien a la vuelta rodear la zona protegida de Las Amoladeras por una pasarela de madera que llega hasta el mar y donde podrás encontrar más información en la cartelería instalada  y recorrer este tramo por la Playa y por el paseo marítimo, se pisa muy poca arena por ser zona de rocas y te dará una visión mas completa del espacio protegido y mucho más agradable caminar junto al mar que a la interminable procesión de vehículos que circulan por la carretera. 

Nos vemos en el monte o en la ciudad  y ¡tengan cuidado ahí fuera!


Fecha: 5/8/2016
Guiada por: Oruxmap



DATOS DEL GPS

Distancia: 8 km
Desnivel: +/- 100 m
Duración: 2 horas



IMÁGENES DE LA RUTA