CUMBRES DE CARTAGENA: SENDERISMO
Información sobre las principales montañas del termino municipal de Cartagena, rutas de senderismo y montaña, fotografias, actualidad de las actividadades de los principales grupos excursionistas, ...

Textos e imágenes son propiedad de Cumbres de Cartagen@. Se permite la difusión de los mismos si se enlaza expresamente el contenido de este blog.

Puig Campana



El Puig Campana es una de esas montañas atractivas, que llaman la atención desde la distancia por su silueta altiva con sus 1406 m de altura, pero sobre todo por encontrarse aislada con una basta extensión de terreno llano a su alrededor, sobre todo hacia la costa hasta llegar al mar. Guarda cierta similitud en este aspecto con La Sagra, son montañas guapas y “lo saben”,  destacando en su entorno y ejerciendo una magnética atracción que nos invita a recorrer sus cumbres, laderas y fértiles valles rodeados de bosques, producto del agua que atrapan sus cumbres.

A ambas se las ve desde la distancia y así la pude ver hace unos meses con su cumbre plateada por las primeras nieves desde la Sierra de Crevillente, aunque su proximidad al mar hace que este estado sea muy efímero. Muy próxima y compartiendo sierra y figuras de protección se sitúa su hermana mayor, Aitana (1.557 m), más famosa y popular pero eclipsada por la colosal silueta piramidal de la Campana, topónimo que evidentemente alude a su forma.

Pero no te dejes engatusar por los encantos de sus líneas y se consciente que su conquista es una dura labor, vas a necesitar fuerzas y destreza en el arte de la seducción montañera para poder llegar a su cumbre, tanto si eres un osado y vas directo al tema por la pedrera, como si eres más sutil y asciendes por la sinuosa senda de su cara norte. Son mil metros de desnivel a superar desde el pueblo de Finestrat hasta la cima en apenas 4 Km. de distancia lo que da idea de la fuerte pendiente que hay que salvar por el Carreró, y que supusieron que mis gemelos se cargaran en las primeras rampas por lo que tuve que hacer una subida muy relajada para no romperme en el lugar menos indicado, pero despacito y con los consejos de José Luis “¡pasos cortos!”, se superó el empinado canalón. Este pequeño contratiempo me frenó en hacer, como algunos, parte del descenso por la pedrera norte en unos de los divertimentos montañeros. Ya se que no es muy recomendable para el entorno por la erosión que se produce, y en algunos lugares lo están prohibiendo, pero divertido es, y no fuimos los únicos en sucumbir.



Además de una buena condición física es necesaria mucha precaución ya que vas a estar en un entorno montañero, que sin existir pasos dificultosos si te mueves por un entorno aéreo con mucha piedra suelta, que unido al lógico cansancio pueden dar lugar a accidentes, peligros que se incrementan con la presencia de nieve, hielo, niebla o del abrasador sol de estas latitudes. Prueba de esto fue la presencia al finalizar la ruta de un gran despliegue de medios de salvamento (ambulancias, bomberos y policía) que iban al rescate de una persona en la zona del canal, Carreró o pedrera. 

Y aunque coqueta tiene dos caras, una más salvaje con impresionantes paredes de escalada en el denominado “Pic Prim” y de pináculos y formas erosivas peculiares en la cara norte próxima a la cumbre, y otra más agradable  engalanada con mil y una flor, matorrales de diversas clases, bosques de carrascas y pinos que conforman la Senda Botánica de la Umbría del Puig Campana. No obstante es una belleza veterana en la que se notan las marcas del paso del tiempo, con sus grietas en las paredes que arrojan material a las pedreras y las cicatrices del devastador incendio del año 2009 del que afortunadamente se recupera con vivacidad juvenil.

Tal atractivo no es indiferente para muchos y vas a tener competencia en su conquista, vamos que no vas a estar solo y dado que los accesos son pocos, vas a tener que compartir el día con corredores, senderistas en forma, montañeros e incluso con algún que otro perro, hasta seis vimos en este día, de distinta clase y tamaño, disfrutando del Puig con sus compañeros humanos. Y dada la proximidad de lugares turísticos y residenciales, los amantes de la montaña de otros países también se dejan ver por esta cumbre, por algo tiene la catalogación de Lugar de Interés Comunitario.

Finalmente si consigues que te abra su corazón, sin haber echado el tuyo por la boca, yo estuve apunto superando ampliamente las 180 ppm, gozaras de unas espléndidas vistas de gran parte de la costa de Alicante, Benidorm, Calpe y de  las montañas como Maigmo o Aitana y con un poco de visibilidad podrás ver el relieve de Ibiza y otras islas.

Si no te quedas fascinado por las fotografías, es que debo de ser muy malo con la cámara, y necesitas ir para comprobar los atractivos de esta montaña, que los tiene hasta tal punto que tiene varias leyendas sobre todo relacionadas con el tajo que se observa en la misma.

Enlaces a la Leyenda del Puig Campana. 





Descripción de la Ruta:


Hay que desplazarse hasta la localidad de Finestrat en Alicante, cerca de la populosa Benidorm y dentro del entorno de la más conocida Sierra de Aitana.

Desde el aparcamiento cogemos un sendero que se encuentra perfectamente señalizado y que en continua ascensión nos va acercando a la base de la pedrera por la margen izquierda del Barranco de les Marietes. Aunque yo no me percaté comentó el guía que existe la posibilidad de coger un sendero equivocado que te lleva a unos precipicios sin salida, por lo tanto, una vez en la Canal siempre hacia arriba dejando la pedrera a nuestra izquierda y no metiendote en ella. Conforme vas ascendiendo se va incrementando la presencia de encinas llegando incluso a formar un bosque en el collado y dificultando el transito por la senda en la subida.

A 1.281 m. se llega al collado que separa las dos elevaciones de la montaña (Prim y Campana), por lo que todavía te queda una pequeña ascensión mucho más tendida y liviana y sobre todo relajante con las impresionantes vistas que te va ofreciendo por su cara sur al mar y por su cara norte a la Sierra de Aitana.

La cumbre esta equipada con un “cacho” de punto geodésico y en esta ocasión soplaba un desagradable y frío viento que hizo que nuestra presencia en la misma fuera la imprescindible para dejar constancia en imágenes de la “proeza”.



Tras recuperar fuerzas con Benidorm a nuestros pies volvimos al collado para bajar por una entretenida senda botánica hasta el Collado de Pouet por la cara norte, pudiendo observar la floración de algunos matorrales como el romero y algunos letreros identificando árboles, en uno de ellos indicaba la presencia de un Tejo.

Tras reagruparnos cogemos el sendero en dirección a Font de Molí, atravesando la Roc d’Albardalet, lugar donde afortunadamente resurge la vegetación en forma de matorral muy vivamente y en donde se ha realizado una reforestación de arbolado que todavía no se deja notar su presencia, quedando a modo de testigos mudos árboles calcinados todavía sin retirar.

Desde esta umbría se puede observar la brecha que ha dado origen a las leyendas antes enlazadas. No se te olvide mirar hacia arriba de vez en cuando o te perderás el mellado.



Hasta la próxima, nos vemos en el monte,



Fecha: 24/01/2014
Organizada por: ASM
Guiada por: Paco Rodri
Información Previa
Imagenes propias
Video de fotos de Pedro
Imagenes ASM 
Descarga esta pagina en PDF
Track:


Presentación de mis imagenes:






Datos del GPS