CUMBRES DE CARTAGENA: SENDERISMO
Información sobre las principales montañas del termino municipal de Cartagena, rutas de senderismo y montaña, fotografias, actualidad de las actividadades de los principales grupos excursionistas, ...

Textos e imágenes son propiedad de Cumbres de Cartagen@. Se permite la difusión de los mismos si se enlaza expresamente el contenido de este blog.

Gigante


Con esta subida finaliza la espléndida iniciativa del Centro Excursionista de Cartagena de acercarnos a las 10 cumbres regionales que, a su juicio era imprescindible subir, y que gracias a ella he podido conocer en algún caso, y repetir en otros. Parecía casi imposible que pudiera terminar, y sin repesca, el programa, pero gracias a los dioses de las montañas, he podido solventar los imponderables que surgieron y poder realizar todas y cada una de las cimas propuestas. A este respecto recuerdo que la más estresante fue el Castellar de Bullas, ya que no disponía de todo el día como al club le gusta programar sus salidas, por lo que tuve que desplazarme en mi vehículo hacer la cumbre con el grupo y volver en solitario, pero con el objetivo cumplido.

Ya se que es un engorro organizativo, pero animo a los responsables a programar una segunda edición con diez nuevas montañas regionales que seguro se han quedado en el cajón, aunque sea sin cartilla y sin obsequio de “finisher”. A este respecto propongo la cima más alta “Revolcadores”, el paraíso de los escaladores “Morra de las Cucalas” en Sierra Espuña, el “Cabezo Gordo” mirador excepcional de Campo de Cartagena y del Mar Menor, el “Cerro de Villafuerte”, con restos de antiguos pobladores, el vertiginoso “Buey” del altiplano...

Y la ultima fue el premio gordo, el Gigante. No era la más alta (Pedro López), no era la que tenia las pendientes más pronunciadas (Cantar) pero sin duda fue la más dificultosa por la combinación de ambas variables. Una cumbre que perdurará en nuestras retinas por muchos años, tanto por las vistas invernales que desde su cima pudimos contemplar de las sierras próximas cubiertas del blanco elemento, Maria, Sagra, Revolcadores, Cabras, y Nevada, como por el vertical descenso que hicimos del mismo por su cara norte, apartándose del espíritu senderista de la propuesta, e iniciándonos en el montañismo, bajando sin  sendero, entre rocas y pedreras, con un alto grado de pendiente y por ende de exposición.

El Gigante con sus 14 93 m. es una de las cimas de la sierra denominada con el mismo nombre, situada en el termino municipal de Lorca, al oeste de la región, se encuentra dividida por los avatares fronterizos con la vecina comunidad andaluza. No es la máxima altura de dicha Sierra cuyo honor se lo lleva la almeriense Muela Grande con 1552 m y tampoco es la máxima altura del municipio de Lorca, cuya cumbre más alta es el Morrón  Rivazuelo con 1526 m. en la Sierra de Pedro Ponce. 

Siempre me gusta saber el origen de la toponimia de las montañas por las que paso, y esta, sin duda, es de lo más original. No hay que recurrir a lenguas muertas, ni extranjeras, solo hay que estar un poco "pareidolico", como los lugareños, que veían en la montaña un gigante erguido desde la cumbre hasta los campos de cultivos, siendo claramente visibles sus largas piernas (dos torrenteras), sus brazos y cabeza formados por los relieve de la roca e incluso afinando la vista, podrás ver detalles de la cara, como ojos, nariz o boca. No obstante algunos hacen la figura más alta y hacen coincider la cabeza con el cortado amarillo de forma redondeada cerca de la cumbre. Esta figura se deja ver bajo la cima y en la fachada este de la montaña. 



Uno de los aspectos más destacables de esta sierra es la gran soledad que se disfruta dado los escasos habitantes que residen en las pédanlas próximas a la misma de Culebrinas y Fontanares, así como por la escasez de senderistas y demás amantes de la naturaleza que se dejan ver por estas alejadas tierras. No obstante desde la altura de la Sierra se pueden distinguir los innumerables cortijos que la rodean y que nos hablan de un pasado mucho más poblado. 

Desde un aspecto geológico llaman la atención las figuras que desde la cumbre del Gigante pudimos ver en esta sierra en dirección Sur, tales como la Muela Grande, el Morrón de los Caracoles o la Piedra del Mediodía. Y es que esta zona es un Lugar de Interés Geológico (LIG) por su singularidad tectónica y geomorfológica (conos de deyección, glacis, abanicos aluviales, torrenteras, fallas y farallones calizos ). Precisamente son las pedrizas del Gigante las que pudimos observar muy de cerca en nuestro descenso, incluso alguno más de cerca de lo que hubiera deseado, debe de ser pasión por la geología. Y ya que es tan interesante y tan llamativa la zona me quedó con las ganas de subir a la Muela Grande, si es que se puede claro esta, lo apunto en el repleto baúl de los proyectos pendientes. 



Y aunque no lo parezca la gran masa forestal de esta sierra es fruto de una repoblación que se llevo a cabo a finales del siglo XIX, y que ahora nosotros podemos disfrutar. ¿Tan egoístas somos que no exigimos que nuestros nietos puedan disfrutar otras zonas reforestadas, hoy sin arbolado?  Pero no solo es arbolado, estamos en un LIC (Lugar de Interés Comunitario) por la presencia de diversas especies que le han otorgado dicha figura de protección, como el Laston, el prado seco por excelencia, ese que sólo está verde un corto periodo de tiempo durante la primavera, pero que es capaz de tapizar los suelos menos profundos y más soleados de nuestros montes

Lugar de Interés Botánico por los roquedos del Gigante y de la orla espinosa formada alrededor de cultivos y encinares de esta misma cumbre. Los primeros constituyen un conjunto vegetal de los roquedos y pedregales de cumbre de la sierra del Gigante. La singularidad de este LIB está en la presencia de especies que tienen ésta como única localización dentro de la Región de Murcia. Hablamos de la crucífera Hormathophylla cadevalliana, de la compuesta Centaurea mariana y del torvisco moruno (Daphne oleoides subsp. hispanica).  En el segundo caso la especie protagonista de esta orla espinosa es el Majoletero, que tiene aquí la mayor representación de los  escasos ejemplares presentes dentro de la Región de Murcia. Se trata de formaciones arbustivas instaladas sobre los taludes de los márgenes de aquellos cultivos tradicionales, sobre llanos o laderas de baja pendiente o como cierre del pinar.

Y en fauna igual o con más importancia, no obstante dada la dificultad de su observación no voy a entrar en más detalles, salvo en la pareja de buitres que sobrevolaron nuestras cabezas. Se trata del buitre leonado (Gyps fulvus)y de la Chova Piquirroja (Pyrrhocorax pyrrhocorax) que pudimos oír y ver en el castillo de Xiquena.

A pesar de los encantos que tiene esta sierra, no cuenta con pistas forestales que suban a su cumbre, ni senderos señalizados y los desniveles que tienes que solventar son grandes, así mismo pueden ser peligrosos los cortados sino se eligen bien la ruta o se pierde visibilidad por los meteoros. Por tanto es una ruta para montañeros o senderistas habituados a espacios escarpados. En todo caso, si tu nivel no da para estas ascensiones, no dejes de venir ya que cuenta con áreas recreativas y pistas de tierra que rodean la sierra para poder disfrutar de un día de naturaleza y  paseosin más complicaciones.

Para aprovechar el largo viaje y dado que nos sobró tiempo, después de comer nos fuimos a visitar uno de los elementos constructivos más destacados de la Sierra del Gigante el Castillo de Xiquena, cuyo nombre proviene del árabe Gikena o Gehenna y que significa "infierno". Se encuentra en la lista roja del patrimonio en peligro por su deterioro, y ¿a quien le importa? sino esta en el centro del pueblo y por tanto no da votos. Un lugar imprescindible por sus paisajes y de visita obligada si te atrae la historia. Te dejo enlaces para colmarte de información:

DESCRIPCION DE LA RUTA


Desde el  área recreativa situada junto al Barranco del Lobo, en el camino de Maria a La Fuensanta vamos a realizar una ruta circular pasando por las cumbres del Gigante y del Pico Taibena. 

Seguimos la pista forestal hacia el Cortijo de los Quemados atravesando toda la fachada este del Gigante, y por tanto te puedes entretener en buscar su figura colosal en la fachada de la misma. Pasamos el camino que se desvía al cortijo hasta llegar a una pronunciada curva producida por el Barranco del Mojón, en el cual nos introducimos.

En este punto veras un hito de piedras, teniendo dos opciones, la dura y corta desviándote hacia la derecha o la larga y menos dura remontando el barranco por su vertiente izquierda. Esquivando unos cortados vamos girando hacia el norte en busca del collado del Lentisco, lugar donde la pendiente nos da una tregua.

Para subir al Pico Taibena, buscamos su cara sur y llegamos a su cumbre sin más dificultad que la de superar 250 m de desnivel positivo. Desde aquí las vistas ya comienzan a ser espectaculares del resto de la sierra con formas singulares y de las vecinas sierras de más altitud cubiertas de nieve en este frío invierno.


Nos dejamos caer cien metros al collado existente entre ambas cumbres "gigantescas" y comenzamos la subida final al Gigante, fácil pero exigente físicamente, pero como es corta en distancia la superamos cada uno como podemos. Un lugar muy poblado de coscoja y matorral que en ocasiones te dificulta el avance teniendo que buscar los sitios más asequibles, tanto por las rocas como por la vegetación.

Foto de rigor en la cumbre, y comenzamos la bajada por la cara norte. Este es el lugar donde existen pedreras que salvan cientos de metros de desnivel, todo un placer para el montañero. No obstante no es la clásica pedrera de piedra pequeña por la que te puedes deslizar. Son piedras de mayor tamaño, propias de un Gigante, y en las partes altas no existe piedra debajo por lo que no es posible deslizarse. He visto track de montañeros que han bajado en línea recta por la pedrera, pero nosotros hicimos eses en busca de los lugares más factibles para el descenso minimizando riesgos. En todo caso la parte alta cuenta con destrepes, que sin gran dificultad te obligan a estar concentrado y después las piedras, matorrales y árboles igualmente requieren de toda tu atención par no sufrir ningún percance y que el disfrute del descenso sea total, como nos ocurrió a casi todos nosotros, ya que supongo que alguno hubiera preferido bajar por un sendero.

La bajada nos deja en una pista que va rodeando los campos de cultivo del Cortijo de la Esperilla, la cual nos deja en el Camino de Fuensanta a Maria, no sin antes haber realizado unos cuantos atajos. El resto ya es un relajado paseo hasta el punto de inicio donde nos espera el autobús y la comida. 

Para completar la excursión por la Sierra del Gigante, hacemos una visita al castillo de Xiquena, subiendo y bajando el mismo y recorriendo el cerro en el que se ubica. Terminamos tan entusiasmados de la visita, tanto por el castillo en si,  como por las explicaciones que un compañero nos iba dando, que se planeaban nuevas rutas con castillo incluido, una magnifica idea para un nuevo programa "10 Castillos que tienes que asaltar". 


Nos vemos en el monte, y ¡tengan cuidado ahí fuera!

Organizada por: 
Web - Facebook
Fotografias Izaskun
Descarga esta pagina en PDF- en breve -

PRESENTACIÓN DE MIS IMAGENES


DATOS DEL GPS
* Aprox. gps  movil

Hora Inicio: 02/22/2015 09:48
Hora Fin: 02/22/2015 15:42
Distancia recorrida: 12,4km (05:54)
Tiempo en movimiento: 02:47
Velocidad media: 2,1km/h
Vel. en Mov.: 4,5km/h
Velocidad Máxima: 7,6km/h
Altura Mínima: 689m
Altura Máxima: 1437m
Velocidad Ascenso: 240,9m/h
Velocidad Descenso: -375,5m/h
Ganancia Altitud: 847m
Pérdida Altitud: -857m
Tiempo Ascenso: 03:31
Tiempo Descenso: 02:16